El daltonismo es una afección que no permite ver o distinguir los colores de forma normal, de ahí que también se conozca como deficiencia de color. ¿Crees que puedes ser daltónico y no sabes si ir al oftálmologo? Ten un primer diagnóstico mediante el test de cartas de Ishihara.

Si tienes algún problema consulta con los oftalmólogos de AXA Health Keeper. Ellos sabrán aconsejarte. Puedes encontrarlos registrándote aquí.

 

 

Algunas personas perciben el color de las cosas de manera distinta a lo que consideramos habitual. Sufren una deficiencia en la visión del color y las formas más graves de este defecto se conocen como daltonismo.

Según el Instituto Nacional del Ojo estadounidense (NIH), la visión del color depende de que nuestros ojos y nuestro cerebro trabajen juntos para percibir distintas propiedades de la luz. La encargada de detectar la luz es una capa delgada de tejido ubicada en la parte posterior del ojo, que tiene millones de células sensibles a la luz (fotorreceptores). Se llama retina.

Estas células o fotorreceptores se dividen en bastones y conos. Los bastones responden a las señales luminosas de baja intensidad (son los que nos ayudan a ver de noche), mientras los conos se encargan de la visión diurna y de distinguir los colores.

Hay tres tipos de conos y cada uno de ellos se encarga de percibir los colores primarios de la luz: rojo, verde y azul. Cuando a una persona le falla uno de ellos o no le funcionan correctamente, aparece el daltonismo (o ceguera al color). Dependiendo del cono que falle, se percibirá la luz de una forma u otra.

Qué colores confunden los daltónicos

En el daltonismo se produce una dificultad para ver los colores y su brillo (especialmente el rojo y el verde) y para diferenciar entre distintos tonos de un mismo color o entre colores similares. Esto se produce sobre todo entre el color rojo y el verde o entre el azul y el amarillo. Eso sí, la dificultad para distinguir colores no afecta a la agudeza visual.

Los daltonismos son, en la mayoría de los casos, de origen genético, binoculares (se presentan de forma similar en los dos ojos) y lo padecen más los hombres que las mujeres, ya que están asociados al cromosoma X (similar a lo que ocurre con la calvicie).

Tipos de daltonismo

El daltonismo suele afectar a los dos ojos por igual y suele mantenerse estable a lo largo de toda la vida, según la Academia Americana de Oftalmología (AAO). Existen varios grados de daltonismo. En el caso de deficiencias leves, la persona puede detectar los colores si hay buena luz, pero tiene dificultad cuando la luz es tenue. En cambio, en otros casos no es posible distinguir ciertos colores con ningún tipo de luz.

En función del tipo de cono que funcione o no, podemos clasificar tres tipos de daltonismo:

  • Dicromatismo: las personas que lo sufren solo tienen dos tipos de conos, por lo que falta un fotorreceptor que recoja uno de los colores primarios. Los otros dos, por tanto, deben ejecutar la función del otro. Si el cono defectuoso es el del color rojo, la persona no podrá distinguir este color ni sus variantes.
  • Tricromatismo anómalo: en este caso se dispone de los tres conos, pero alguno de ellos tiene alguna deficiencia, lo que dificulta la percepción del color. Si los conos defectuosos son los del pigmento rojo, recibe el nombre de protanomalía; si fallan los del pigmento verde, deuteroanomalía; y si lo hacen los azúles, tritanomalía (muy poco común). En todos los casos, la persona distingue los colores, pero de una forma más restringida.
  • Acromatismo: es el nivel de daltonismo más severo porque solo se perciben variaciones de brillo e intensidad. Los colores se ven como distintas tonalidades de un mismo color por la presencia de un solo pigmento en los conos. Hablamos de monocromatismo o daltonismo total.

Cómo saber si eres daltónico

Una de las pruebas más extendidas para saber si eres daltónico son las láminas de Ishihara. Aunque fue diseñada a principios del siglo XX, esta prueba aún se utiliza en la actualidad y da resultado en la mayoría de los casos.

El test, que consta de muchas láminas, consiste en mostrar un dibujo formado por numerosos puntos de los colores primarios dispuestos sobre fondos de colores similares y agrupados para que una persona sana distinga en ellos números o formas.

Si no hay problema, se pueden ver los números y las formas entre los puntos. Si no se pueden ver los colores, se notarán dificultades para encontrar el número o la forma en el dibujo o se apreciarán otras diferentes en función del tipo de daltonismo. El test se puede realizar en soporte físico o electrónico.

 

Que colores confunden Test

 

También se utiliza el test Farnsworth. La propuesta en este caso es ordenar las tonalidades de forma gradual. Es una prueba que requiere más tiempo de exploración que el test Ishihara.

No hay un tratamiento para restablecer la visión normal de los colores, aunque sí se han desarrollado técnicas con filtros especiales con los que se pueden alcanzar algunos matices de color.

Si notas algún cambio a la hora de percibir los colores, consulta con un oftalmólogo.

¿Consideras que tienes buena salud? ¡Descubre la edad de tu salud en 
la calculadora de la APP!

FUENTES:

  • Academia Americana de Oftalmología
  • Instituto Nacional del Ojo (NIH)
  • Test del Daltonismo Ishihara
  • Sociedad Oftalmológica de la Comunidad Valenciana (SOCV)