El aumento de la longevidad ha significado un avance social importante. Pero también ha supuesto un reto para lograr un envejecimiento activo, es decir, conseguir oportunidades de bienestar físico, social y mental óptimas para que todos alcancemos la vejez con mejor salud y calidad de vida.

 

En AXA Health Keeper te damos algunas recomendaciones para llegar a la vejez con salud. Si te interesa, regístrate.

 

Programa de envejecimiento activo y salud para adultos mayores

 

Un 20% del total de la población mundial tiene más de 60 años, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Esto es, cerca de  700 millones son personas de edad avanzada, una cifra que para 2050 se prevé que supere los 200 millones.

Frente a estos nuevos escenarios demográficos, los expertos llevan años defendiendo un cambio en los sistemas de atención a los ciudadanos. De hecho, en el 2012 se celebró el Año Europeo de Envejecimiento Activo, una oportunidad que aprovechó la Comisión Europea para visibilizar y dar valor a una cuestión social que concierne a la salud de todos y todas.

 

Qué es el envejecimiento activo

 

El envejecimiento activo consiste en crear los ambientes y las circunstancias adecuadas para que las personas mayores tengan una vida larga, plena y saludable. Y es que el envejecimiento es un proceso evolutivo y dinámico, una etapa más del ciclo vital de una persona.

De esta manera, los expertos huyen de la idea antigua que consideraba la vejez pasiva, dependiente e improductiva. Las nuevas premisas del envejecimiento activo pretenden añadir salud a los años y propiciar que las personas vivamos más tiempo gozando de un bienestar óptimo.

 

Qué es el envejecimiento activo: moverse más

 

Determinantes del envejecimiento activo

 

Con el fin de establecer las condiciones necesarias que permitan un envejecimiento activo para todos, las instituciones consideran que tiene que haber un cambio en la manera de ver el envejecimiento, así como crear entornos adaptados e  instaurar de sistemas de atención a largo plazo.

Pero, ¿qué significa vivir la vejez de forma activa y saludable? Los expertos mencionan 4 pilares básicos que describen un proceso vital dinámico de una persona de más de 60 años:

– Tener satisfechas las necesidades básicas

– Tomar decisiones, aprender y crecer

– Ser independiente físicamente

– Mantener relaciones y contribuir a la sociedad

El envejecimiento activo nos alienta a todos y todas a dirigir nuestra vida, mantener las enfermedades (si las hay) bajo control y aprovechar al máximo las oportunidades que tenemos a nuestro alcance.

 

Actividades de envejecimiento activo

 

Vivir más y mejor implica cuidarse en todas las etapas de la vida, desde la infancia hasta la madurez. Nuestro estilo de vida pasado se reflejará directamente en la manera en que viviremos de mayores.

Los profesionales sanitarios nos recuerdan que durante la vejez (como en el resto de períodos vitales), es conveniente:

– Moverse más: realizar actividades físicas a diario y durante al menos 45 minutos, como caminar rápido, subir escaleras o bailar. También son beneficiosos los ejercicios moderados de resistencia con pesas y de tonificación. La Sociedad Española de Medicina Geriátrica sostiene que el ejercicio físico puede ayudar a prevenir lesiones e influir en una recuperación más rápida tras una disfunción.

– Alimentarse con cabeza: los menús deben incluir proteínas, vitaminas y minerales en cantidad suficiente, y descartar alimentos grasientos ya que son de difícil digestión. Además, es preferible que las personas mayores hagan varias comidas pequeñas al día en lugar de pocas y abundantes. Deben priorizar los alimentos con fibra para evitar el estreñimiento, un problema recurrente en estas edades.

– Socializarse: conservar y cuidar las relaciones familiares, quedar con amigos, empezar nuevas aficiones y compartir experiencias nos ayuda a mantenernos activos y a tener mejor bienestar mental. El 53% de personas mayores inician nuevas actividades después de los 65 años, según el Libro Blanco del Envejecimiento activo del IMSERSO.

Como ves, la contribución de las personas mayores a la sociedad tiene un valor incalculable. Ojalá el día de mañana todos tengamos la posibilidad de seguir aportando conocimiento y experiencia en distintos ámbitos, y así poner nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor para todos.

 

“Hay que otorgar a la personas mayores la libertad de vivir una vida que las generaciones anteriores nunca podrían haber imaginado”, Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud de la OMS.

 

Mide la edad de tu salud en la Calculadora de la App.