Las carreras de patines se convirtieron en competiciones regladas hace más de 80 años. Desde entonces mujeres de todo el mundo se han organizado para practicar este deporte de contacto, revolucionario e inclusivo. ¡Súbete a las ruedas, que empieza el espectáculo!

En Axa Health Keeper nos emociona contarte las últimas tendencias en deporte. Si te quedas con ganas de más, regístrate.

Qué es el Roller Derby

El Roller Derby es un deporte de contacto sobre patines que se practica sin balón, sobre una pista ovalada y entre dos equipos femeninos.

Nació en 1935 de la mano de una agrupación de mujeres patinadoras de Estados Unidos, que empezaron a organizar carreras de patines por equipos (más tarde se incluyeron categorías masculinas). La mecánica del juego es completar el mayor número de vueltas completas al óvalo de la pista en sentido contrario a las agujas del reloj.

En un partido ambos conjuntos compiten para acumular la mayor cantidad de puntos, a medida que su ‘jugadora anotadora’ atraviesa a las defensoras rivales que le impiden el paso.

Roller Derby Girls

La filosofía de este deporte es la inclusión, la diversidad y la autogestión de las jugadoras a través de asambleas, donde se eligen a las capitanas y entrenadoras.

En un partido juegan 5 Roller Derby Girls o jugadoras por equipo (unas 15 contando a las suplentes): cuatro bloqueadoras (defensas) y una jammer (anotadora que lleva una estrella en el casco), que es la encargada de sumar puntos cada vez que adelanta a las oponentes.

Las rivales deben intentar impedir, a base de fuerza, velocidad y estrategia (y contacto), que la jammer no pase su barrera, mientras su anotadora trata también de marcar.

Historia del Roller Derby

El término Roller Derby data del año 1922, cuando el diario Chicago Tribune lo utilizó para describir carreras de patines que duraban varios días.

Los periodistas deportivos que retransmitían esas carreras maratonianas empezaron a hacer hincapié en el contacto físico y el trabajo en equipo, es decir, en los aspectos más fascinantes de este deporte. En la década de los 70 se organizaron reposiciones en televisión de carreras de Roller Derby de patinadores veteranos.

Pero no fue hasta el año 2000 que este deporte de patines volvió a resurgir en Texas. En 2004 un grupo de mujeres crearon lo que hoy es la Women’s Flat Track Derby Association (WFTDA), una entidad que coordina y establece las normas que rigen la competición de todos los equipos femeninos del mundo.

Reglas del Roller Derby

Duración: un partido consta de dos periodos de 30 minutos que, a su vez, se divide en pequeños intervalos de hasta 2 minutos, llamados jams.

– Equipo ganador: gana el equipo con más puntos al final del partido, es decir, el que ha dado más vueltas al óvalo. En caso de empate se juega un jam adicional (sin jammer líder) y anotando desde la primera pasada hasta que uno de los equipos se imponga.

Identificaciones: el casco rayado se usa para la pivot (una bloqueadora con una posición especial de defensa); la cubierta con 2 estrellas se utiliza para la jammer y ningún distintivo para el resto de bloqueadoras.

Posiciones: las bloqueadoras de ambos equipos comienzan el juego formando un pelotón (pack). Las dos jammers no forman parte del pack y se colocan detrás.

Inicio: un pitido corto con un silbato (jam timer) marca el inicio del encuentro. El pelotón y las anotadoras comienzan a patinar (tratando de traspasar las defensas).

Faltas: empujar con codos, cabeza y pies está prohibido, también el contacto por encima de los hombros, por debajo de los muslos y atacar por detrás del cuerpo.

El Roller Derby es un deporte de contacto, fuerte y de estrategia, pero en el que prima, ante todo, el compañerismo y la sororidad. Porque incluso las rivales son compañeras.