Todos conocemos a alguien que tiene intolerancia al gluten. Pero ¿sabemos en realidad en qué consiste ser celíaco? ¿Qué consecuencias puede tener la celiaquía en la salud? ¿Cuáles son los alimentos sin gluten?

En AXA Health Keeper vamos a intentar contestar a esas preguntas. No dudes en preguntar a nuestros endocrinos y nutricionistas si algo no te queda claro. Puedes registrarte aquí. Además recuerda que existen cientos de asociaciones de celíacos que pueden ayudarte si lo necesitas, como la FACE (Federación de asociaciones de celíacos en España).

CELIAQUÍA

¿Qué es la celiaquía? Intolerancia al gluten

La enfermedad celíaca es una enfermedad crónica que afecta al aparato digestivo y que consiste en una intolerancia permanente al gluten. El gluten es una proteína presente en algunos cereales como trigo, cebada, avena o centeno.

Es de origen inmune, es decir, es el propio cuerpo el que sin que se sepa la razón, no tolera la presencia del gluten y reacciona ante ello. Su prevalencia es de un caso por cada 250 nacidos, pero se sospecha que está infradiagnosticada, y que hay muchos más casos, sobre todo de personas adultas, que no han saben que sufren celiaquía y creen que tienen gastritis crónica, colon irritable o problemas digestivos dispares.

Cuando una persona intolerante toma alimentos con gluten, se lesiona el revestimiento interno del intestino y la absorción de nutrientes a nivel intestinal se ve comprometida. Esto significa, por ejemplo, que puede haber déficit de hierro, o de calcio, o digestiones incompletas y, en definitiva, una mal nutrición de la persona enferma.

Síntomas celíacos

Los síntomas son muy diversos, ya que según el daño de las vellosidades intestinales sea mayor o menor, las molestias serán más evidentes o se manifestarán de diferentes formas.

  • Pérdida de peso.
  • Diarreas frecuentes.
  • Deposiciones inconsistentes.
  • Hinchazón abdominal.
  • Calambres musculares.
  • Irritabilidad
  • Depresión.
  • Estreñimiento crónico.
  • Vómitos.
  • Dermatitis
  • Problemas de articulaciones y osteoporosis.

Cómo saber si eres celíaco

Para realizar el diagnóstico es necesaria una biopsia de la mucosidad del intestino, unido a una analítica que busque alteraciones bioquímicas, y la presencia de anticuerpos (contra la transglutaminasa tisular) que demostraría la alteración  de la proteína encargada del metabolismo del gluten.

Alimentos sin gluten.

El único tratamiento que existe para los celíacos es evitar aquellos alimentos que lo contienen y llevar durante el resto de su vida una dieta libre de gluten. Esto parece muy sencillo, el gluten está presente en muchos más alimentos de los que creemos. Además, cuando un alimento es procesado cerca de otro que tiene gluten, puede sufrir contaminación cruzada, y también debería ser eliminado de la dieta.

Así pues:

Están prohibidos porque contienen gluten:

  • Pan y bollería o galletas realizadas con harina de trigo, cebada, centeno y avena.
  • Pastelería en general, salvo la especializada con harinas sin gluten.
  • Pasta italiana y oriental.
  • Sémola y pastas para sopas.
  • Productos procesados, congelados y empanados que no sean especiales para celíacos.
  • Bebidas con cereales.

Hay que comprobar si llevan gluten:

  • Charcutería.
  • Conservas en lata.
  • Patés.
  • Dulces, caramelos, postres lácteos…
  • Café o té instantáneos.

Alimentos SIN gluten:

  • Lácteos y derivados.
  • Frutas y verduras.
  • Soja, maíz, arroz o tapioca, amaranto, quinoa, mijo o sorgo.
  • Grasas como aceite de oliva, mantequillas o mantecas.
  • Azúcar, edulcorantes y miel o melaza.
  • Café e infusiones.
  • Zumos y néctar de frutas.
  • Bebidas carbonatadas.
  • Bebidas alcohólicas como whisky, ron, ginebras, brady, coñac, vino, cava, champán…
  • Cacao en polvo.
  • Condimentos como sal, pimienta, orégano, perejil, canela…
  • Carnes, pescados y mariscos frescos o congelados sin rebozar.

La mejor forma de no confundirse es que abunden los alimentos frescos y preparados en casa, y hay que acostumbrarse a mirar bien todas las etiquetas. Cada día salen al mercado más y mejores productos manufacturados que NO contienen gluten y que están  perfectamente identificados en su etiquetado alimentario como “gluten free”. En caso de duda es mejor optar por alimentos frescos y evitar productos que pueden haberse contaminado durante su preparación.

En AXA Health Keeper queremos que aprendas a comer bien y que dispongas de suficiente información sobre todo lo relacionados con una nutrición sana y equilibrada.