La electroestimulación muscular es una técnica utilizada en deportistas tanto para la recuperación de lesiones como aliado para aumentar la fuerza muscular. ¿Es cierto que funciona? Descubre los pros y contras de su uso.

En AXA Health Keeper queremos que descubras todas las técnicas más novedosas sobre ejercicio físico y que consultes a nuestros entrenadores y fisioterapeutas para saber cuáles te convienen más. Regístrate con nosotros.

¿Qué es la electroestimulación muscular?

Es una técnica que consiste en aplicar una descarga eléctrica dirigida a un músculo en concreto, para producir una contracción controlada. Es un medio terapéutico, pues controla el trabajo de las fibras musculares con un fin: reparar tejidos dañados, evitar degeneraciones y/o evitar traumatismos.

Estas técnicas empezaron a desarrollarse en el siglo XX, como métodos de estimulación e incluso como posibles torturas en las guerras mundiales. Hoy en día, todos los aparatos que desarrollan la electroterapia son completamente seguros, y utilizan un ratio de corriente que no propicia ningún daño, sólo beneficios.

El desarrollo de trajes especiales con electrodos ha generalizado la técnica, de forma que se pueden estimular varios grupos musculares al mismo tiempo, controlando la reacción por medio de un ordenador.

  • Las frecuencias más bajas se utilizan para relajar el músculo y aliviar molestias.
  • Las frecuencias hasta 8 hercios, consiguen que se liberen endorfinas elevando el umbral del dolor.
  • Hasta 12 hercios las sesiones producen un ligero masaje y mejoran la circulación y la oxigenación de los tejidos.
  • Una intensidad de hasta 40 hercios trabaja de forma aeróbica las fibras musculares.
  • Cuando se eleva a 60 hercios se consigue un trabajo de las fibras intermedias y se mejora la resistencia.
  • Hasta 80 hercios es una intensidad utilizada para la fuerza y el desarrollo muscular ya que se activan las fibras musculares rápidas.
  • La intensidad más alta, desde 80 hasta 120 hercios, se utiliza para profesionales que combinan el deporte con estas sesiones de electroterapia, donde consiguen fuerza y velocidad.

Beneficios de la electroestimulación

  • Con apenas 20 minutos semanales se consigue el tono y la firmeza necesaria para todos los grupos musculares.
  • No necesita una forma física previa específica, por lo que puede ser muy eficaz en personas mayores.
  • Puede servir como entrenamiento complementario para deportistas profesionales. Como por ejemplo el electrofitness.
  • No precisa movimiento por lo que puede ser utilizado en personas con problemas de movilidad.
  • El riesgo de lesiones es mínimo.
  • Equilibra la fuerza muscular, porque puede ser utilizado sólo en los grupos menos desarrollados, por la causa que fuere, y así conseguir una estabilización entre músculos.
  • El músculo gasta energía durante el proceso y en su recuperación posterior, por lo que puede ser un ayudante para mantener el peso.
  • Se debe descansar 72 horas entre sesiones para la regeneración tendinosa. Por lo tanto, NO es una técnica para todos los días.
  • La intensidad de la carga se regula según cada persona por lo que los objetivos son personales.

No hablamos en absoluto de sustituir la práctica deportiva. Como siempre te decimos, el deporte es tu mejor aliado para mantener y/o mejorar tu salud (¿Recuerdas cuando te hablábamos el riesgo cardiovascular y el deporte?).

beneficios de la electroestimulación

 Mitos y contraindicaciones de la electroestimulación muscular.

  • No te pone en forma sin hacer ejercicio.
    Por sí sola esta técnica no sustituye horas de gimnasio o entrenamiento. Es una actividad pasiva y es necesario un esfuerzo consciente para un resultado óptimo.
  • No está indicado en personas con marcapasos, por la interacción de las ondas eléctricas.
  • No está indicado en personas embarazadas, porque puede provocar contracciones.
  • No se deben colocar los electrodos sobre heridas. Puede interferir en su cicatrización.
  • La estimulación nocturna puede producir problemas de sueño.
  • En intensidades muy elevadas se han descrito casos de rabdomiolisis, una descomposición de tejido muscular que libera sustancias dañinas al torrente sanguíneo.
  • No sirve para adelgazar por sí solo. Precisarás de una dieta y algo más de ejercicio físico combinado.

Gimnasia con electroestimulación

En los últimos tiempos se ha puesto de moda, combinar los ejercicios convencionales con la electroestimulación muscular (EMS). Bien por separado, o mientras se realiza el ejercicio voluntario, a través de unos trajes especiales.

Los estudios sobre su eficacia no son concluyentes, por lo que se podría decir que la EMS funciona (aunque no es un método milagro) siempre y cuando se use como complemento y nunca como alternativa al entrenamiento convencional.

Antes de lanzarte a probarlo, pregunta a un profesional en medicina deportiva, por si tu caso no es adecuado para utilizar esta técnica. Ya sabes que en AXA Health Keeper tenemos un cuadro médico excepcional para ayudarte.

Ponte en forma con nosotros y consigue fitpoints que canjear por servicios de salud a precios especiales. Relajación, rehabilitación o cualquier disciplina para mimarte.