Esta prueba médica, indolora, sencilla y segura, registra la actividad eléctrica del corazón y es capaz de detectar posibles dolencias cardíacas. Además, vierte datos valiosos sobre el funcionamiento de nuestro corazón. Te damos las claves para descifrar sus resultados.

 

En AXA Health Keeper tienes cardiólogos que pueden hacerte las pruebas necesarias para conocer tu salud cardiovascular. Regístrate y conócelos.

 

Qué es un electrocardiograma

 

Un electrocardiograma (ECG) es una prueba sencilla e indolora que sirve para detectar signos de distintas enfermedades cardiovasculares.

Registra la actividad eléctrica del corazón que se crea en cada latido, a través de pequeños parches de electrodos que se adhieren a la piel del pecho, brazos y piernas de una persona.

El aparato con el que se obtiene el electrocardiograma se llama electrocardiógrafo, que mide y dibuja una representación gráfica de las ondas que representan los estímulos eléctricos de las aurículas y los ventrículos.

El electrocardiograma de una persona sana muestra un trazado particular, así, si muestra algunas variaciones puede significar algún problema.

 

Para qué sirve un electrocardiograma

 

Es una prueba imprescindible para la detección y el análisis de las arritmias, el estudio de las enfermedades del corazón y, especialmente útil, en episodios agudos de la enfermedad coronaria, como el infarto agudo de miocardio:

Los ECG son rápidos, seguros y no ocasionan ninguna molestia para la persona. Con esta prueba, el médico puede:

1. Revisar el ritmo cardiaco

2. Ver si tiene un flujo sanguíneo deficiente hacia el músculo cardíaco (isquemia)

3. Detectar ritmos cardíacos anormales, que pueden haber causado la formación de coágulos de sangre

4. Detectar problemas cardíacos: un ataque cardíaco reciente o en curso, ritmos cardíacos anormales (arritmias), obstrucción de la arteria coronaria, áreas del músculo cardíaco dañado, agrandamiento del corazón (pericarditis)

5. Descubrir afecciones no cardíacas como desequilibrios de electrolitos y enfermedades pulmonares

6. Supervisar la recuperación de un ataque cardíaco, la progresión de la enfermedad cardíaca o la efectividad de ciertos medicamentos para el corazón o un marcapasos

7. Descartar enfermedades cardíacas ocultas en pacientes que se van a someter a una cirugía

Qué es un electrocardiograma: cómo leerlo

Imagen de la Sociedad Española de Cardiología.

 

Cómo leer un electrocardiograma

 

Cada latido del corazón es provocado por un impulso eléctrico que se genera en el corazón. El electrocardiograma registra el tiempo y la fuerza de estas señales.

Al ECG también se lo conoce como “electrocardiograma de 12 derivaciones estándar” porque reúne información de 12 zonas diferentes del corazón.

Los electrodos que se colocan en el cuerpo (generalmente 10) dibujan un gráfico de ondas, que van configurando patrones que corresponden a cada fase eléctrica de los latidos.

El médico buscará un ritmo cardíaco uniforme y constante y una frecuencia cardíaca entre 50 y 100 latidos por minuto. El obtener latidos del corazón más acelerados, más lentos o irregulares permite tener indicios sobre la salud del corazón.

Si el sanitario encuentra alguna anomalía en un electrocardiograma, puede solicitar pruebas adicionales para determinar si es necesario realizar un tratamiento.

¿Tienes un corazón sano? 
Averígualo en el Test de riesgo cardiovascular de la App.