Qué hacer ante un ataque epiléptico - AXA Healthkeeper

¿Sabes en qué consiste la epilepsia? ¿Sabría qué hacer ante un ataque epiléptico? Te lo enseñamos.

En AXA Health Keeper nos gusta enseñarte qué hacer ante situaciones de emergencias como un paro cardíaco o una crisis convulsiva. Además, tienes profesionales que pueden ayudarte si sufres epilepsia. Consúltales registrándote aquí.

Epilepsia qué es

La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se manifiesta en forma de crisis inesperadas y espontáneas, desencadenadas por una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables.

Las crisis epilépticas por sí mismas no son una epilepsia, sino que son un síntoma o trastorno motivado por múltiples causas que producen el funcionamiento anormal transitorio de las neuronas.

La Liga Contra la Epilepsia (ILAE) (2005) considera que la epilepsia es un trastorno caracterizado por una predisposición duradera a generar crisis epilépticas. Estas crisis o ataques epilépticos pueden tener consecuencias neurobiológicas y psicológicas. Para hablar de epilepsia hay que haber padecido, al menos, dos crisis.

Según la OMS, este trastorno crónico afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo y es el tercer trastorno neurológico más frecuente, después del ictus y de las demencias.

Epilepsia causas

No es una enfermedad contagiosa y sus posibles causas son múltiples.

  • Daño cerebral al nacer o en el desarrollo fetal.
  • Malformaciones congénitas.
  • Traumatismo cráneo encefálico.
  • Accidente cerebro vascular.
  • Infecciones cerebrales como la meningitis.
  • Tumores.

Qué es una crisis epiléptica

Una crisis o ataque epiléptico se produce por una actividad neuronal anormal. Ciertos grupos neuronales del cerebro sufrirían una descarga exagerada por un desequilibrio entre los mecanismos excitadores e inhibidores a los que las neuronas o células del cerebro estás expuestas. El tipo de ataque dependerá de la zona del cerebro afectada y de su causa.

Tipos de crisis

A grandes rasgos las crisis epilépticas pueden ser.

  • Generalizadas, si afectan a todo el cuerpo y producen la pérdida de conocimiento del paciente.
    Pueden ser convulsivas o no, y producir espasmos, pérdida de tono muscular, hiperextensiones o crisis de ausencia.
  • Parciales o focales, cuando la descarga anormal comienza en una zona concreta y se puede terminar extendiendo.
    Producen síntomas diversos como alteración del movimiento, confusión, estado de trance, pérdida de memoria, o de sentidos como la vista y en ocasiones pérdida de conocimiento.

Justo antes de la crisis, en ocasiones, el paciente experimenta lo que se denomina “aura”, que es la sensación subjetiva de que se va a sufrir un ataque inmediato. Esta “alerta” puede ayudar al paciente a prepararse y darle la oportunidad de avisar a alguien o sentarse para evitar caer desplomado y hacerse daño.

También pueden sentirse síntomas prodrómicos, como cambios de humor, en el apetito o en el sueño, que pueden experimentarse hasta varios días antes.

qué hacer ante un ataque epiléptico

Ataque epiléptico convulsivo. Qué hacer

Si estás con una persona que sufre una crisis convulsiva procura:

  • Mantener la calma.
  • Evitar que la persona se haga daño. Retira muebles, coloca un cojín bajo su cabeza…
  • Colocar a la persona de lado, para que facilites su respiración.
  • Quitarle las gafas y aflojar la ropa que le apriete, como pañuelos, corbatas…
  • Controlar el tiempo que dura. Puede ser un dato importante. Las crisis no se alargan, normalmente, más de un par de minutos.
  • No mover al paciente hasta que la crisis finalice del todo y observar que la personas se recupera.

No debes:

  • Inmovilizar al paciente. Puedes hacerle daño.
  • Meterle nada en la boca.
  • Intentar darle ninguna medicación oral, ni tampoco agua.

Llama a urgencias si:

  • La crisis dura más de 5 minutos.
  • La crisis se repite al poco tiempo.
  • Hay un traumatismo.
  • Desconoces si esa persona es epiléptica.
  • Si tiene problemas cardíacos (síndrome del QT largo, antecedentes de infartos, problemas de válvulas…)
  • El paciente no se restablece.

Y siempre que tengas dudas o no sepas cómo actuar.

Una crisis convulsiva es muy espectacular y preocupante vista desde fuera, pero normalmente dura unos segundos y no deja graves secuelas. Lo que más van a necesitar los pacientes es tu comprensión y apoyo.

En AXA Health Keeper te acompañaremos en todo tu camino hacia una vida más sana, animándote a entrenar tu cerebro a nivel intelectual y cómo no,  a aprovechar los beneficios del ejercicio en tu cerebro.

 

 

Comparte el artículo con tus amigos