Aprende a problemas físicos pueden surgir mientras corres una carrera y cómo atajarlos

Una carrera popular, un maratón, o una sesión intensiva de entrenamiento es un esfuerzo que tu cuerpo debe superar sin problemas. Pero siempre que se somete al cuerpo a un trabajo extra pueden surgir algunas dificultades a nivel físico a las que tienes que saber cómo enfrentarte.

¿A qué problemas te puedes enfrentar mientras corres?

  1. El primer problema que puede surgir es por culpa de una mala respiración. Si no oxigenas bien lo tejidos llegarás a tu umbral anaeróbico, mucho más deprisa y notarás la fatiga muscular y dolor. ¡Atento!

Respira profundamente, por la nariz y espira siempre por la boca. Haz respiraciones diafragmáticas, con la tripa. Y sigue un ritmo. Hazlo según sea tu cadencia de pasos. Puede ser 4:2, 3:2 o 2:2. Inspiras en 4 pasos y espiras en 2. Tú decidirás cuál es el compás que mejor se adapta a ti.

  1. Dolor costal agudo o flato. Duele, ¿verdad? Se debe a espasmos en el diafragma, o al rozamiento del estómago con las paredes del abdomen. Evita correr con el estómago lleno (no comas dos horas antes) y respira como te acabamos de enseñar.
  2. Te harán frenar o parar. Calienta bien los músculos antes de empezar y come alimentos con potasio, como el plátano.
  3. Mareos y/o náuseas. Aparecen cuando corres con mucho calor. Hidrátate bien y refresca tu cuerpo. Bebe durante dos horas antes de la carrera y cada 20 minutos mientras corres si se trata de un maratón. ¿Te acordabas?
  4. Dolor ciático y lumbar. Aparece cuando llevas un tiempo largo corriendo, si tu postura no es correcta. Lleva la espalda recta, los hombros atrás y pisa con toda la planta del pie, no sólo con el talón. El calzado debe tener amortiguación. Calienta bien antes y estira adecuadamente toda la espalda cuando termines.
  5. Rozaduras, heridas, ampollas o lesiones en las uñas. Aparecen por un calzado inadecuado, muy apretado u holgado y sudoración excesiva. Utiliza zapatillas y calcetines traspirables y protege con apósitos las zonas sensibles.

¡Recuerda!: Lo más importante cuando practiques running es calentar bien antes y estirar todos los músculos antes y después. Hidrátate correctamente, respira profundo y entrena con regularidad.

En Health Keeper by AXA cuidarte tiene premio y puedes conseguir servicios en salud a precios especiales y acceso a médicos y especialistas.                 

¿Te apuntas? Hazlo aquí, descargando la aplicación.