Aprende cómo preparar platos saludables, sabrosos y repletos de vitaminas.
En AXA Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden ayudarte a seguir una alimentación personalizada según tus necesidades. Regístrate.

Buddha bowl/bowls saludables

Los Buddha Bowls son platos combinados saludables, fáciles de preparar y saciantes. Se crean a partir de alimentos naturales, la mayoría vegetales, ofreciendo un gran aporte de vitaminas y minerales, y escaso en calorías.
Estas nuevas recetas sanísimas, que siguen las premisas de una dieta equilibrada, se llaman así porque el bol se llena hasta arriba de comida y se asemeja a la barriga regordeta de un buda.

Comida de los budistas

Es un plato de origen budista, basado principalmente en tres ideas:
Plato único: perfecto para llevar en una fiambrera al trabajo o para cenar de forma ligera pero nutritiva.
100% vegetal: es un plato vegetariano, aunque admite variantes con sushi, pollo, gambas o tiras de tortilla. Eso sí, mejor no mezclar legumbres con la proteína animal.
Fórmula sencilla: una base de hojas verdes, carbohidratos, proteína, hortalizas asadas, algún alimento rico en grasa y una salsa o aliño.

Cómo preparar un buda

Los Buddha Bowls suelen contener los siguientes grupos de alimentos, para que sean una comida completa a nivel nutritivo. Combínalos como más te gusten:

  • Hoja verde: canónigos, diferentes tipos de lechuga, escarola, espinaca, rúcula, col, col china, col kale, cogollos, etc.
  • Carbohidratos: quinua, arroz integral o basmati, mijo, avena, trigo sarraceno, patata, zanahoria, boniato, fideos de arroz, pasta, cuscús, etc.
  • Proteína: garbanzos, alubias, lentejas, tofu, tempeh, tiras de pollo, gambas, huevo duro, tortilla a tiras, etc.
  • Hortalizas: calabacín, berenjena, pepino, brócoli, pimiento rojo o verde, cebolla, etc.
  • Grasas: aceite de oliva virgen extra, aguacate, nueces, almendras, anacardos, aceite de sésamo, cacahuetes, etc.
  • Aliño: alioli, vinagreta, hummus, paté vegetal, zumo de limón, etc.

Es importante que los ingredientes se cocinen de forma diferente (asado, cocidos, crudos), así lograremos distintas texturas.

Comidas para llevar al trabajo en táper

  1. Lunes: hornea una cebolla hasta que esté tierna, hierve arroz integral y saltea unos tirabeques. Coloca hojas verdes de lechuga en el fondo del bol, luego el arroz, la cebolla, las judías y medio aguacate. Agrega las semillas de calabaza y sésamo. Aliña mezclando una cucharadita de mostaza, dos de tahini, una de vinagre de arroz, una de miel y otra de aceite de oliva virgen extra.
  1. Martes: mezcla lechugas, lentejas cocidas, cebolletas, tomates, champiñones, huevo duro, pipas de calabaza y nueces, todo en frío. Potencia su sabor con aceite de oliva virgen extra, soja y un poco de limón (que ayuda a absorber mejor el hierro).
  1. Miércoles: hornea trozos de calabaza y hierve una taza de quinua. Coloca las hojas de lechuga en el fondo, y añade garbanzos, una calabaza asada, la quinua y medio aguacate. Alíñalo con medio limón, una rodaja de jengibre, 2 cucharadas de soja y miel, y una de aceite de oliva virgen extra.
  1. Jueves: pon de base espinacas crudas y añade quinua y garbanzos, encima brócoli y trozos de boniato asados, y semillas de sésamo. Aderézala con zumo de limón con pimienta negra, media cucharadita de cúrcuma y un poco de aceite de oliva virgen extra.
  1. Viernes: coloca 3 puñados de ensalada variada sobre el cuenco, luego pon 2 cucharadas de pasta cocida y encima, tomatitos cherry y judías verdes cocidas a daditos. Por último, añade tofu troceado, decora con semillas y aliña al gusto.

Sé previsor y aprovecha el fin de semana para preparar los diferentes grupos de alimentos. Aplícate y en poco minutos tendrás un súperplato único, nutritivo y sabroso.