Hace unos días te explicamos los fundamentos de la dieta disociada. Un tipo de dieta que tiene como base no combinar ciertos alimentos cuya mezcla interferiría en la absorción de nutrientes y no nos permitiría controlar el peso y la energía.

En AXA Health Keeper queremos que aprendas a comer bien, que sigas una dieta variada y completa y que hagas ejercicio para estar en forma y activo. Regístrate y cuídate con nosotros.

Toma nota de estas recetas de dieta disociada deliciosas y sencillas.

  1. Zumo antioxidante.

Contiene coco que aporta minerales, naranja que fortalece tu sistema inmunológico, jengibre que acelera el metabolismo, zanahoria que cuida tu piel, remolacha antioxidante y diurética y frambuesa, digestiva y deliciosa.

Mezcla un bol de frambuesas, con 2 zanahorias, el zumo de una naranja, un trocito de raíz de jengibre, ½ remolacha y un vaso de leche de coco.

Bátelo todo bien y tómalo en la merienda o a media mañana bien fresquito.

  1. Macarrones con verduras.

Cuece en agua caliente con sal y cilantro unos macarrones  integrales o de colores. Mientras, corta y sofríe con una cucharada de aceite de oliva en un wok, un pimiento rojo, una cebolleta, unos brotes de soja, un bol de champiñones, medio calabacín en daditos. Cuando estén las verduras tiernas añade una cucharada de salsa de soja y los tallarines cocidos y escurridos. Mezcla bien y sirve caliente.

Hidratos con verduras, ideal para la comida del medio día. Completa con un yogur y una infusión.

receta macarrones con verduras dieta disociada

 

  1. Crema de calabaza.

Calienta una cucharada de aceite de oliva en una cazuela. Añade unos dientes de ajos y unas gambas peladas. Añade calabaza troceada y una cebolla. Salpimenta y rehoga unos 5 minutos. Mientras calienta agua. Agrega el agua caliente y deja cocer 15 minutos. Retira del fuego y tritura todo para que quede una crema. Se puede tomar fría o caliente y es una cena deliciosa.

  1. Ensalada de pepino con yogur.

Es un plato fresquito e ideal para el verano.

Lava, pela y pica un pepino mediano. Después mezcla un yogur natural con menta picada y añade al pepino. Salpimenta y sirve muy frío.

  1. Ensalada de brócoli.

El brócoli es un “superalimento” que tiene calcio, hierro, vitaminas y fibra y que deberíamos consumir todas las semanas. Es antioxidante y desintoxicante.

Lava y parte el brócoli en ramas. Hiérvelo hasta que esté blando. Hierve también durante 20 minutos un vaso de arroz integral. Pon en el fondo de un plato un puñado de arroz, encima brócoli y unas hojas de rúcula. Agrega unos tomatitos cherry. Incorpora también dos zanahorias en rodajas y una cebolleta picadita y unas nueces. El aliño constará de dos cucharadas de aceite de oliva y unas gotas de salsa de soja. Rectifica de sal si es necesario.

Conociendo los principio de la dieta disociada podrás hacer deliciosas recetas con las combinaciones correctas como por ejemplo: berenjenas rellenas, estofado de verduras,  sopa de champiñones, tortilla de calabacín, empanadillas de pisto o garbanzos con espinacas. ¡Pruébalas todas!

En AXA Health Keeper tiene expertos nutricionistas y endocrinos para que te resuelvan todas tu dudas.