La llegada de la primavera trae consigo un cambio en las horas de sol y en las temperaturas, lo que influye en nuestra alimentación. Hoy vamos a descubrir dos legumbres de primavera, con recetas de habas y guisantes frescos. ¿Te apetece?
En AXA Health Keeper podrás preguntar a nuestros endocrinos y nutricionistas para resolver todas tus dudas y aprender a comer bien. Puedes registrarte aquí.

Habas propiedades. Guisantes propiedades

Las habas y los guisantes son legumbres con una composición nutricional muy similar.
Las habas son ricas en proteínas de buena calidad, y aportan bastante fibra e hidratos de carbono. Apenas contienen grasas y son muy ricas en vitaminas del grupo B, entre las que destacan el ácido fólico, la vitamina B1, B2, B3 o B6. También aportan vitamina A y minerales esenciales como hierro, calcio, potasio, yodo o manganeso.
Los guisantes son muy ricos en agua y contienen abundantes betacarotenos (provitamina A), vitamina C, tiamina (B1), rivoflavina (B2), vitamina K y minerales como potasio, calcio, hierro fósforo, zinc o selenio. Además, aportan mucha fibra y son antioxidantes. Y, al igual que las habas, contienen proteínas vegetales de buen valor biológico.
Por todo ello, las habas y los guisantes tienen muchos beneficios para tu salud:

  • Se recomiendan durante el embarazo para el correcto desarrollo del feto.
  • Evitan la retención de líquidos y son depurativas.
  • Son aptas para diabéticos por su bajo índice glucémico.
  • Ayudan a controlar la presión arterial y cuidan el corazón.
  • Reducen el riesgo de sufrir anemia ferropénica.
  • Ayudan a eliminar el colesterol.
  • Son adecuadas para deportistas y en etapas de crecimiento.
  • Son un buen aliado en dietas de adelgazamiento.
  • Ayudan a prevenir el estreñimiento.

Habas y guisantes cómo cocinar

Las habas y guisantes frescos se pueden congelar para poder consumir más adelante. Se aconseja escaldarlos un par de minutos en agua hirviendo o cocinar al vapor y después congelar.
Sirven como guarnición de carnes y pescados, y son un excelente acompañante para un huevo poché. Se pueden saltear o estofar con jamón o bacon y añadir a guisos de verduras más elaborados.

Recetas de habas frescas

habas interior-84465315

  • Habas con huevo

Cuece en agua las habas durante 8 minutos. Escurre y reserva. Pocha cebolla en una sartén y unos taquitos de jamón o bacon. Añade las legumbres, sazona y cubre con un poco del caldo de la cocción. Cocina dos minutos. Coloca una base de habas en un plato y termina con un huevo escalfado por encima.

  • Gazpacho de habitas

Reserva un puñadito con la habitas frescas más pequeñas. El resto (unos 400g) colócalas en un vaso de batidora con un trozo de hinojo y ½ litro de agua. Lava y pela 1/2 pimiento verde, una cebolleta y un ajo a añade al vaso. Adereza con 3 cucharadas de vinagre, ½ vaso de aceite de oliva y sal. Tritura hasta obtener un puré. Cuela y guarda en la nevera. Saltea una manzana roja en dado, otra cebolleta, las habas reservadas y unas pasas con un poco de aceite. Sazona y deja que temple. Sirve el gazpacho con un montoncito del salteado.

Recetas con guisantes frescos

guisantes interior-664607686

  • Crema de guisantes

Cuece los guisantes 5 minutos en agua con sal. Pocha cebolla en una sartén. Tritura los guisantes y añade a la cebolla pochada. Añade un poco del caldo de la cocción y un chorrito de leche. Por último, fuera del fuego añade una yema de huevo y bate bien para que mezcle y no cuaje. Tritura todo con una batidora hasta que quede una crema. Acompaña de unos cubitos de pan frito.

  • Menestra de verduras

Cuece en agua con sal: 4 zanahorias, ½ kg de guisantes frescos, 100 gr de acelgas, un puñado de habas frescas, 100 gr de espinacas, 300 gr de judías verdes y 4 puerros. Trocea todas las verduras. Calienta aceite en un recipiente, añade ½ cucharada de harina y caldo de la cocción de las verduras. Incorpora las verduras, sazona y deja cocinar 10 minutos. Para que quede de competición puedes rebozar los puerros o añadir unas patatas fritas (escurridas y en dados) al final.
Como puedes ver, tanto los guisantes como las habas tienen características nutricionales muy similares. Pero son alimentos, no medicamentos, así que no hacen milagros ni curan enfermedades. Introdúcelos dentro de una dieta equilibrada y sana.
En AXA Health Keeper te ayudamos a cuidar tu corazón. Descubre nuestro menú cardiosaludable, o nuestros ejercicios para realizar en casa.