El vóley playa, reconocido como disciplina olímpica en 1996, se ha convertido en un deporte popular que ya cuenta con millones de adeptos por todo el mundo. Te explicamos cuáles son sus principales reglas y cómo puedes iniciarte a esta competición sana, divertida y veraniega.

En AXA Health Keeper tienes un amplio abanico de entrenadores que te aconsejarán. Haz ejercicio con nosotros. Regístrate aquí.

Reglas vóley playa: cancha, red, balón y equipamiento oficiales

El vóley playa es un deporte enérgico, técnico y entretenido, ideal para practicar con amigos este verano. En realidad, es una variante del voleibol, similar en aspectos como los que hemos comentado, pero con unas normas propias.

En el vóley playa dos equipos se enfrentan en un terreno separado por una red central. El objetivo de ambos equipos es pasar el balón por encima de esta red hacia el suelo del campo contrario. El balón se puede tocar con golpes, pero no puede cogerse, ni sujetarse ni retener.

Cada equipo tiene un número limitado de toques para devolver el balón al campo contrario. Puede tocarse con las manos, brazos o cualquier otra parte del cuerpo.

Reglas del vóley playa

Las reglas oficiales según la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) son la siguientes:

Medidas campo: la cancha es un rectángulo de de 16 metros de largo por 8 metros de ancho, desde el borde exterior de las líneas que delimitan el campo de juego. Alrededor del campo de juego hay una banda de seguridad libre de obstáculos de 3 metros de ancho. El área de juego debe estar separada de las zonas de público.

Jugadores: el juego oficial es de dos personas contra dos personas.

Toques permitidos: cuando el balón se pone en juego, los jugadores de un equipo solo pueden realizar un máximo de tres toques.

Red: mide 8,5 metros de largo y 1 metro de ancho cuando está tensa. Se coloca verticalmente sobre el eje del centro de la cancha. Para los hombres, la altura del borde superior de la red es de 2,43 metros; para mujeres, 2,24 metros; para 16 años y menores: 2,24 metros; 14 años y menores, 2,12 metros; 12 años y menores, 2 metros.

Balón: la superficie exterior debe ser de material flexible (cuero o sintético), que no absorba la humedad, con cámara interior de caucho. De colores brillantes como naranja, amarrillo, rosa… o combinación de colores. La circunferencia del balón será de 66 a 68 centímetros y su peso de 260 a 280 gramos.

Equipación: la indumentaria consta de una prenda superior (camiseta sin mangas para los hombres y “top” para las mujeres) y una prenda inferior (pantalón corto en hombre y bikini o bañador en mujeres). Las camisas deben ir numeradas del 1 al 12 en la parte frontal, con un color distinto al de la camiseta o pantalón. Los jugadores también pueden llevar una gorra, visera o cinta para el pelo, gafas de sol, rodilleras (aprobadas por el Comité Técnico de la Prueba), reloj o brazaletes.

Señales, líneas: están formadas por cintas de material elástico, flexible, resistente y sin bordes cortantes, de unos 5 centímetros de ancho. Los anclajes en la arena serán sintéticos o de madera, a una profundidad no inferior a 25 centímetros.

Arena: el terreno de juego debe estar compuesto de arena nivelada, lo más plana y uniforme posible, libre de rocas y conchas.

Entrenamiento de vóley playa

El entrenamiento o calentamiento para el vóley playa sirve, según el Manual de ejercicios de voleibol de playa de la FIVB, para reducir el riesgo de lesiones y favorecer las situaciones de juego.

Los jugadores no solo deben ser hábiles con el balón sino que tienen que ser capaces de luchar contra las adversidades de jugar al aire libre, como la inestabilidad de la arena, el sol y el viento.

Se trabaja, especialmente, la resistencia de las piernas y el equilibrio, ya que el cuerpo tiene que adaptarse a un medio al que no estamos acostumbrados: la arena (donde se practica también el sandboarding), una superficie donde pesamos más y perdemos movilidad.

El vóley es menos exigente a nivel cardiovascular, pero la parte aeróbica (salto, rapidez y ligereza) es fundamental. Se ejercitan gemelos, glúteos y cuádriceps, gracias a la posición constante al estilo de las sentadillas (piernas flexionadas) y a lo saltos.

Diferencias entre voleibol y vóley playa

El vóley playa es una variante del voleibol, pero con algunas diferencias:

  • Terreno: el vóley playa se juega sobre arena, generalmente en la playa, aunque también son habituales torneos en campos artificiales.
  • Dimensiones: el campo de vóley playa es más pequeño (18×6) que el de voleibol pista (18×8).
  • Jugadores: en el vóley playa hay 2 jugadores y no existe posibilidad de sustitución. En voleibol pista hay 6 jugadores y puede haber cambios, así como rotación de posición.
  • Equipación: la del voleibol pista consta de calzado deportivo, calcetines, pantalones cortos, camiseta del equipo y rodilleras. En vóley playa, en cambio, juegan descalzos.
  • Técnico: el entrenador de voleibol pista puede dar instrucciones a los jugadores durante el partido; el de vóley playa, no.
  • Sets: en vóley playa se juegan 3 sets y para ganar un set basta llegar a 21 puntos con diferencia de 2 puntos; en voleibol puede ser de 3, 4 o 5 sets y para ganar un set hay que llegar a 25 puntos con ventaja de 2.

Recuerda que, cuando salgas a jugar, la base del éxito es la preparación física y una buena alimentación. ¡Diviértete de forma saludable!

¿Te gustaría conocer tu estado físico? 
Conócelo en la calculadora de la edad de tu salud de la App.

FUENTES:

  • Real Federación Española de Voleibol (RFEVB)
  • Consejo Superior de Deportes (CSD)
  • Federación Internacional de Voleibol (FIVB)