La infección por coronavirus afecta a las relaciones sexuales tanto o más que a la economía o a nuestra vida social. Darse un abrazo, besar o simplemente tocar o estar cerca de otras personas conlleva riesgos, porque el virus se transmite a través de microgotas que se exhalan al toser, hablar o estornudar y, además, hay personas que pueden estar infectadas sin tener síntomas.

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Ahora que hemos entrado en la llamada nueva normalidad, la pregunta es: si no tengo pareja estable, ¿hay que evitar el contacto personal a toda costa y, evidentemente, las relaciones sexuales?

Responder a esta pregunta es muy difícil, porque, a menudo, las relaciones personales implican proximidad, y las íntimas contacto físico, y evidentemente, abstenerse no es lo normal ni entra en los planes de muchas personas.

A pesar de ello, según un estudio publicado en Nature, durante el periodo pandémico la frecuencia de relaciones sexuales se redujo si se compara con el periodo prepándemico, mientras que las prácticas sexuales individuales o las conductas de evitación aumentaron.

Otros estudios realizados en el Reino Unido y en España arrojaron que solo el 40% de las parejas habían mantenidos la misma frecuencia de relaciones sexuales que antes de la pandemia. Por el contrario, el 60% de los británicos las disminuyeron y lo mismo les ocurrió al 37% de los participantes chinos en los estudios.

La investigación británica reveló que los que más se abstuvieron de mantener relaciones sexuales en periodo pandémico fueron las mujeres, los adultos mayores de 50 años, los solteros y los que no tomaban alcohol mientras estaban confinados.

El consejo principal es ser prudente y evitar ciertas prácticas, como el sexo oral y las relaciones esporádicas o con personas que no conocemos. Y no es porque el virus esté presente en el esperma o en las mucosas de la vagina, lo que se considera poco probable, sino porque se puede contagiar a través de la saliva y la proximidad física si las microgotas de una persona infectada entran en contacto con las mucosas de nuestra nariz, boca o los ojos.

Disfrutando en casa con el portátil y un café

Qué sexo se puede tener en distintas situaciones de COVID19

A continuación, se repasan distintas posibilidades que se pueden dar a la hora de tener sexo. Un estudio realizado en Italia demostró que, las condiciones de incertidumbre y confinamiento, afectaron a la calidad de las mismas. Por tanto, es mejor tener en cuenta cada situación:

  • Si se tienen síntomas: Limitar cualquier contacto físico íntimo al menos durante 15 días desde el inicio de los síntomas.
  • Sexo sin contacto físico: La masturbación no tiene riesgos.
  • Sexo con alguien con quien convives: Si vives en la misma casa y ningunos de los dos tiene síntomas, se puede tener sexo sin más precauciones. Pero si alguno se ha expuesto al contagio hay que mantener cuarentena de al menos 14 días.
  • Sexo con alguien con quien no convives: Se desaconseja totalmente, a menos que sea a distancia en plataformas online. Las aplicaciones de móvil de este ámbito ofrecen la oportunidad de indagar y compartir las fantasías y los deseos.
  • Grupos de riesgo alto para la COVID19: Si alguna embermeja crónica te pone en peligro de tener una COVID19 grave se recomienda extremar las precauciones y no exponerse de ninguna manera, manteniendo relaciones solo con la pareja estable y que no se exponga a riesgo de infección.

Encontrar y establecer nuevas relaciones amorosas se hace más complicado debido a las precauciones que hay que tomar. Lo ideal es asegurarse del estado inmunitario de la otra persona y minimizar así el riesgo de infección, que nunca será cero.

Hay quien aconseja recurrir a la imaginación y mantener sexo a distancia o sexting, acrónimo de los términos «sex» (sexo) y «texting» (envío de mensajes de texto) a través de plataformas online. Pero ojo con los hackers, pues se podrían ver las fotos o escuchar los audios en público.

Fuentes:

Changes in Sexuality and Quality of Couple Relationship During the COVID-19 Lockdown. Marta Panzeri, et al. Front. Psychol., 29 September 2020 | https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.565823

Influence of COVID-19 pandemic on sexuality: a cross-sectional study among couples in Turkey. Karagöz, M.A., Gül, A., Borg, C. et al. Int J Impot Res (2020). https://doi.org/10.1038/s41443-020-00378-4

Impact of the COVID-19 pandemic on the sexual behavior of the population. The vision of the east and the west. Ibarra FP, Mehrad M, Di Mauro M, Godoy MFP, Cruz EG, Nilforoushzadeh MA, Russo GI. Int Braz J Urol. 2020 Jul;46(suppl.1):104-112. doi: 10.1590/S1677-5538.IBJU.2020.S116

Challenges in the Practice of Sexual Medicine in the Time of COVID-19 in the United Kingdom. Jacob L, et al. J Sex Med. 2020 Jul;17(7):1229-1236. doi: 10.1016/j.jsxm.2020.05.001