Aunque no se considera una enfermedad, la caspa puede incomodarnos y mermar nuestro ánimo. Un champú anticaspa adecuado y seguir ciertos hábitos pueden ayudar a eliminarla. Te traemos las soluciones naturales y los trucos más infalibles para acabar con ella.

En AXA Health Keeper tienes un cuadro médico con dermatólogos que pueden ayudarte a tratar este y otros problemas del cabello y la piel.

La caspa es un conjunto de escamillas blancuzcas que se forman en el cuero cabelludo. Aunque no es un problema de salud grave, puede resultar incómoda y hacernos sentir inseguros.

Los dermatólogos afirman que, para eliminarla, lo mejor es usar el champú adecuado. No obstante, también podemos preparar enjuagues caseros y tratamientos naturales para aliviar el picor, eliminar los hongos del cuero cabelludo y recuperar el brillo de la melena.

¿Qué es la caspa y por qué se produce?

La caspa consiste en pequeños restos de piel seca que se desprenden del cuero cabelludo. A veces, puede venir acompañada de un picor en la cabeza.

Hoy día aún se desconocen las causas por las que aparece. Pero, la comunidad científica afirma que no está relacionada con la falta de higiene (aunque esta puede agravar la condición).

Una gran cantidad de factores pueden facilitar la aparición de escamas en el cabello, desde lo que comemos hasta la frecuencia con la que nos lavamos el cabello.

Hongos. Un crecimiento excesivo del hongo pityrosporum orbiculare puede ser el culpable de la caspa. Este organismo se alimenta de los aceites de la piel, lo que explica por qué las personas con cabello graso son más susceptibles a la caspa.

Estrés. La ansiedad puede empeorar cualquier condición de la piel. Además, afecta el sistema inmunitario y puede provocar brotes de caspa. Incorpora técnicas de relajación en tu rutina, prueba el yoga, camina a diario o haz respiraciones profundas.

No usar champú. Evitar limpiarte el pelo con productos de higiene puede crear un semillero de escamillas, por la acumulación de grasa. Si quieres algo más ‘eco’, opta por champús con ingredientes naturales, como aceite de oliva o aceite de árbol de té. Pero hay que utilizarlos acorde con sus características y frecuencia de uso recomendada.

Alimentación inadecuada. Las dietas altas en grasas saturadas y trans hacen que las glándulas sebáceas produzcan más aceite, lo que puede empeorar la caspa. Consume ácidos grasos monoinsaturados beneficiosos, que están en aguacates, nueces, avena, huevos y plátanos.

Espumas untuosas. El abuso de productos espesos y grasientos puede hacer proliferar los hongos. Reduce el uso de lacas, geles y espumas para peinar. Estos cosméticos pueden acumularse en el cabello y el cuero cabelludo y causar demasiada untuosidad.

Cómo eliminar caspa con remedios caseros

Consejos para combatir la caspa

De acuerdo con la Asociación Española Dermatología y Venereología, utilizar champú anticaspa y tratamientos para el cuello cabelludo son los mejores métodos para tratarla.

1. Lavado del cabello. Como mínimo, una vez por semana y con champús anticaspa, que no contengan detergentes y sean ricos en zinc o selenio.

2. Sigue las instrucciones. Algunos anticaspa necesitan aplicarse en la cabeza y dejarlos unos minutos. Otros, por el contrario, no se deben dejar mucho tiempo.

3. Alterna los champús. Ve turnando el champú anticaspa con otro normal, por ejemplo, usando el normal a diario y el anticaspa dos veces por semana.

4. Cepilla suavemente. Usa un cepillo suave, por ejemplo, de cerdas de camello. Y no abuses del secador ni de colorantes, ya que resecan y maltratan el cabello.

5. Descansa. Dormir ayuda a mantener el cabello sano. No cenes en exceso, haz algo relajante antes y ve a la cama a la misma hora, así lograrás un descanso más profundo.

Cómo eliminar caspa con remedios caseros

Vinagre de sidra de manzana. Su acidez ayuda a cambiar el pH del cuero cabelludo, dificultando la aparición de hongos. Mezcla un 1/4 de taza de vinagre con un 1/4 de agua y rocíatelo. Espera 15 minutos con la cabeza envuelta en una toalla y lávate el pelo.

Aceite de árbol de té. El Hospital Royal Prince Alfred de Australia ha demostrado que el champú de aceite de árbol de té al 5% mejora en un 41% la gravedad de la caspa. También puedes hacerte fricciones con el aceite esencial en el cuero cabelludo, mañana y noche.

Laurel. Parece tener un efecto regenerador del cuero cabelludo, que ayuda a combatir la caspa, la seborrea y la caída del cabello. Hierve un puñado de hojas de laurel por litro de agua. Tras usar champú, ponte el líquido de la decocción, masajea y deja una hora. Luego, aclara.

Aceite de coco. Remedio probado que, además, deja un agradable aroma. Masajéate el cabello con 3-5 cucharadas de aceite de coco y deja reposar una hora. Luego lávate la cabeza. También puedes buscar un champú que ya contenga aceite de coco.

Aceite de oliva. Un baño de ‘oro líquido’ por la noche es un remedio popular contra la caspa. Masajea unas 10 gotas en el cuero cabelludo y cúbrelo con un gorro de ducha al dormir. A la mañana, usa tu champú habitual.

Si ninguno de estos consejos te ayuda a eliminar la caspa, consulta con un dermatólogo, quien prescribirá el mejor tratamiento según tu diagnóstico.

Fuentes:

Asociación Española Dermatología y Venereología (Fundación Piel Sana)

Biblioteca Nacional de Medicina de USA, PubMed