Una de los problemas de salud más habitual en los deportistas que entrenan al aire libre es el dolor de garganta. Cualquier afección que produzca inflamación, como un resfriado o una gripe, va acompañada de picor y dolor.

Hasta cierto punto es lógico, pues durante los meses de invierno entrenan bajo unas condiciones meteorológicas muchas veces adversas y respiran aire frío, húmedo y a veces también contaminado.

En AXA Health Keeper nos preocupa esta situación. Por eso te vamos a dar unos consejos para que lo soluciones de la manera más sencilla y natural. ¿Aún no nos conoces? Regístrate y entra en el mundo de los ganadores.

Infografía remedios naturales para el dolor de garganta

¿Por qué se irrita la garganta?

Además de una infección causada por un virus o una bacteria, que daría lugar a una faringitis o una laringitis, la garganta se puede irritar e inflamar por:

  • Alergias
  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Fumar.
  • Exposición a contaminantes o ambientes contaminados.
  • Gritar frecuentemente.
  • Amigdalitis.
  • Higiene bucal deficiente.
  • Respirar por la boca.

¿Qué síntomas produce una afección de garganta?

  • Picazón.
  • Sequedad.
  • Quemazón.
  • Dolor.
  • Mucosidad.
  • Tos
  • Fiebre.

Todos estos síntomas sin duda repercuten en el rendimiento deportivo y pueden hacer que un deportista deba suspender por unos días los entrenamientos.

Pero…¿Hay algún modo de prevenir las afecciones de garganta?

Si bien es imposible evitar al 100% que durante nuestra vida suframos algún percance de garganta, sí que es sencillo protegernos. Pon atención:

Inspira siempre por la nariz. Así el aire se filtrará y llegará a la faringe más caliente. Tápate la nariz y la boca si la temperatura es menor de cinco grados. Ten cuidado con alimentos o bebidas muy frías o muy calientes. No compartas utensilios con personas enfermas. Ventila todos los días tu habitación y tu lugar de trabajo si es posible. Ah! Y no fumes. Huelga decirlo si eres deportista, ¿¿verdad??

Remedios naturales parael dolor de garganta

Si ya tienes irritada la garganta y no quieres tomar medicamentos, que puedan interferir con tu marca deportiva… ¿Existe algo natural que alivie es escozor, el picor, el dolor y la tos? ¡Pues claro que si! Pon atención.

  1. Gárgaras con agua con sal. Mezcla en un vaso de agua de 200 ml una cucharadita de sal. También puedes hacerlo con vinagre de manzana o bicarbonato. No lo tragues. Haz gárgaras durante unos segundos y escupe. Repite el proceso cada hora. Es un remedio antiséptico que reduce la inflamación y el dolor.
  2. Ajo. Se conoce como el “antibiótico natural” y se utiliza en medicina tradicional desde haces miles de años. Simplemente machaca un ajo y mezcla con agua o bien infusiónalo. Repite varias veces al día. Elimina gérmenes y ayuda a tus defensas.
  3. Infusión de tomillo y limón. Cuece una rama de tomillo junto con un limón exprimido y su cáscara. Cuela y toma caliente, dos o tres veces al día. Añade miel si lo deseas. Es antiséptico, reduce el picor y calma la tos.
  4. Leche caliente con miel. Es el remedio de las abuelas, pero realmente ayuda a dormir, aliviando el dolor y reduciendo el escozor y la tos. La miel es un antioxidante antiviral y calma la irritación de las membranas posteriores de la garganta. La leche contiene triptófano lo que te ayudará a conciliar el sueño.
  5. Miel con zumo de limón. El limón es antiséptico y rico en vitamina C. Ayuda a eliminar toxinas y a reforzar el sistema inmunológico. Exprime un limón y añade 3 cucharadas de miel. Revuelve con energía y listo!!
  6. Incrementa la ingesta de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes y oligoelementos como zinc, potasio, magnesio, cobre, azufre, yodo…que son energizantes y antimicrobianos. Además aportan agua para que eviten la sequedad de las mucosas faríngeas.

Ah!! Y descansa. No pasa nada por bajar un poco el ritmo. Si duermes las ocho horas que tu cuerpo necesita tus defensas naturales podrán actuar mejor y te recuperarás antes. ¡Sé un poco listo!

Si tiene placas en la garganta es posible que los remedios naturales no sean del todo efectivos. Deja que tu médico te aconseje para evitar problemas más graves.

En AXA Healht Keeper te ofrecemos a nuestros profesionales médicos para que te pongas bien enseguida y sigas cuidándote con nosotros.