Conoce qué soluciones existen para paliar los pitidos internos.
En AXA Health Keeper tenemos profesionales de todas las ramas que te ayudarán y resolverán todas tus dudas. Regístrate y conócenos.

Qué es un acúfeno

Un acúfeno es la sensación auditiva que consiste en percibir sonidos que no proceden del exterior, sino de nuestro interior. Zumbidos, pitidos o silbidos pueden hacer que para muchos el silencio sea un estado imposible de alcanzar.

Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, es el tercer síntoma más incapacitante que puede sufrir una persona, después del dolor intenso y de los trastornos de equilibrio.

El 8% de la población está afectada por estos ruidos molestos en el oído, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Si se cronifican, los acúfenos o tinnitus pueden menoscabar la calidad de vida de las personas, aunque con un diagnóstico temprano pueden mitigarse.

Causas del tinnitus

No se trata de una enfermedad, sino de un síntoma de que la actividad de la vía auditiva no funciona correctamente.

Trauma acústico: la sobreexposición a ruidos fuertes en ambientes de trabajo u ocio.

Envejecimiento: la edad puede ser un factor de riesgo en este síntoma.

Hipoacusia: pérdida de audición

Trastornos diferentes: anemia, hipertensión, migrañas, problemas en las articulaciones de la mandíbula, etc.

Otitis: sufrir infecciones en el oído medio o en el endurecimiento de los huesos que hay en él, padecer una lesión en el aparato auditivo o un tapón de cera.

Algunas enfermedades: existen patologías que pueden afectar al sistema auditivo (tumores, ictus, tiroides, Menière…).

Estrés: situaciones de ansiedad, tensión y estados de ánimo depresivos pueden empeorar la situación.

Causa desconocida: el 50% de los casos no es posible conocer la razón por la cual se producen los tinnitus.

Acúfenos. Tratamiento

Según los expertos, la principal solución para este problema se centra en aliviar esa percepción de ruidos enmascarándolos.

1. Terapia de reentrenamiento: pretende conseguir que el paciente no sea consciente de la presencia de estos ruidos, haciendo que se habitúe a otros sonidos (como los de la naturaleza), con el objetivo de que los acúfenos pasen a un segundo plano.

2. Mensajes positivos: es esencial que el médico aconseje a la persona con un mensaje optimista, ya que es necesario tener un buen estado emocional para aprender a bloquear los tinnitus.

3. Fármacos: sólo el 15% de los afectados precisan tratamiento farmacológico o quirúrgico específico. En estos casos, se recurre a vasodilatadores, antihistamínicos o corticoides para atajar este trastorno.

4. Audífonos: es una medida eficaz que elimina la causa o la enfermedad subyacente. Así, por ejemplo, si es hipoacusia (disminución de la agudeza auditiva) pueden usarse audífonos o dispositivos que emiten un sonido a bajo volumen.

5. Terapia psicológica: puede ayudar enormemente si existen cuadros de estrés y/o depresión.

6. Sonidos ambientales: poner música relajante, sonidos reconfortantes (agua, viento, etc.) o ventiladores puede ayudar a disfrazar los tinnitus y a conciliar el sueño. Gotas medicinales

Acúfenos. Tratamiento natural

Hierbas medicinales: los preparados de ginkgo, espirulina, muérdago, jengibre, arándano y llanten mejoran la irrigación sanguínea del oído, reducen el estrés y ayudan a mantener las estructuras auditivas

Gotas medicinales: algunas plantas puede disminuir los síntomas del acúfeno, introduciéndolas en el oído en forma de gotitas. Por ejemplo, el ajo, la lavanda, la menta, el saúco, el perejil o el gordolobo.

Eliminar los estimulantes: evitar el consumo de cafeína u otras sustancias estimulantes puede favorecer una mejoría.

Comer más vegetales: se ha comprobado que una alimentación rica en vegetales puede reducir los sonidos desagradables y retrasar su aparición, ya que poseen bajo contenidos en grasas saturadas y alto porcentaje en minerales y fibra.

Recuerda que para prevenir mañana cualquier problema de salud en los oídos, hay que cuidarlos hoy.