La rosácea es una afección cutánea no contagiosa que suele aparecer en la cara. Suele manifestarse con un enrojecimiento de la nariz, mejillas, frente y mentón. Algunas cremas, y jabones pueden ayudar a tratarla de forma natural. ¿Son realmente efectivos?

En AXA Health Keeper tenemos especialistas en dermatología que te ayudarán en todo lo que necesites. Regístrate y conócelos.

El enrojecimiento esporádico de la cara es algo normal después de pasar un momento embarazoso o tras realizar ejercicio físico. Por lo general, esto no es un problema. Sin embargo, cuando el enrojecimiento es persistente y no desaparece por completo puede ser una señal de un problema médico. Podría tratarse de rosácea.

Según un estudio de recopilación de incidencia y prevalencia, publicado en el British Medical Journal se estima que el 5,66% de la población padece esta enfermedad. Unos 25 millones de europeos.

Aunque se han apuntado algunas terapias alternativas como el aceite de emú o el de orégano para tratar la rosácea, no hay evidencia científica que apoye su efectividad. Es importante que consultes con el dermatólogo antes de elegir alguna de estas terapias alternativas.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una afección cutánea común que suele caracterizarse por el enrojecimiento de la cara. En general, aparece alrededor de la nariz y las mejillas, aunque puede extenderse al resto de la cara e incluso en el torso. El eritema persistente está causado por vasos sanguíneos dilatados, pequeñas protuberancias y manchas similares al acné. También puede aparecer una inflamación incómoda de la superficie de los ojos y los párpados.

La rosácea puede afectar, sobre todo, a personas de piel clara de 30 a 50 años, según la Academia Americana de Dermatología (AAD). Esta dolencia puede persistir durante mucho tiempo, aunque su gravedad puede fluctuar. Las mujeres son un poco más propensas que los hombres a contraerla, pero lo hacen de manera menos severa.

Los síntomas de la rosácea pueden variar de leves a severos e incluyen una mezcla de enrojecimiento y protuberancias, aunque el rubor crónico es uno de los signos más reveladores. En algunos casos puede haber algo de inflamación de la piel del rostro, sobre todo alrededor de los ojos.

Rosácea, ¿existen tratamientos naturales efectivos? Protección del frío

¿Cómo se trata la rosácea?

Para tratar la rosácea suelen recetarse diferentes tipos de medicamentos:

  • Medicamentos tópicos. En el caso de rosácea leve y moderada, se pueden administrar cremas o geles para reducir el enrojecimiento. La brimonidina y la oximetazolina reducen los vasos sanguíneos y, por tanto, se reduce el enrojecimiento.
  • Antibióticos orales. Para la rosácea de moderada a severa, con la presencia de protuberancias y granos, el médico puede recetar un antibiótico como la doxiciclina.
  • Fármacos orales. En los casos graves, que no responden a ningún tratamiento anterior, el médico puede considerar la necesidad de administrar isotretinoína, que ayuda a eliminar las lesiones de la rosácea provocadas por el acné.

Los brotes de rosácea pueden prevenirse y hay formas de controlarla, tratarla y reducir los brotes:

  • Encontrar los desencadenantes. La temperatura alta, el viento frío en la cara y la ingesta de alimentos picantes pueden ser factores de riesgo. Es importante conocer cuáles son los que causan el brote y evitarlos.
  • Proteger la piel del sol. Las personas con rosácea suelen ser muy sensibles al sol. Antes de salir a la calle, aplicar un protector solar de amplio espectro, evitar el sol de mediodía, usar gafas de sol y sombrero de ala ancha para protegerse.
  • Cuidar la piel. Muchos productos para el cuidado dermatológico pueden irritar la piel. Algunos hábitos, como frotarla, pueden provocar un brote. Deben evitarse el uso de toallas, esponjas faciales o exfoliantes. Usar productos suaves y masajear la cara a diario con los dedos en sentido circular puede ayudar a reducir la hinchazón.
¿Consideras que tienes buena salud? 
¡Descubre la edad de tu salud en la calculadora de la APP!

Fuentes:

  • Sociedad Nacional de Rosácea (NSR)
  • Academia Americana de Dermatología (AAD)
  • Mayo Clinic