La alcachofa es un producto típico del invierno muy versátil en la cocina. Además de su delicioso sabor, la alcachofa cuenta con numerosas propiedades nutricionales beneficiosas para la salud. Te contamos cuáles son los principales nutrientes de esta verdura.

En AXA Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden ayudarte a conocer cuáles son las propiedades de algunos alimentos. Regístrate.

La alcachofa es una planta perenne relacionada con el cardo de la familia Asteracea. Originaria de la región mediterránea, existen distintas variedades de esta especie (unas 90). Se caracteriza por tener un tallo rígido y unas hojas similares a las del cardo, pero sin ser espinosas.

Beneficios de las alcachofas

Las alcachofas son unas hortalizas sabrosas y con muchas posibilidades en la cocina. Además, proporcionan numerosas propiedades a nuestro organismo.

  • Rica en fibra: la alcachofa es una de las hortalizas más ricas en fibra, un nutriente muy importante para aliviar trastornos digestivos como la diarrea o el estreñimiento. Una alcachofa mediana de unos 128 gramos puede suministrar unos ocho gramos de fibra y solo unas 60 calorías.
  • Contienen fitonutrientes: asperigina o cinarina, con propiedades diuréticas, con capacidad para desintoxicar el hígado, aumentar la función de la vesícula biliar y mejorar el flujo de la bilis. La cinarina ayuda a la producción de bilis, por tanto, acelera el movimiento de alimentos a través de los intestinos. La alcachofa también ayuda a aliviar molestias digestivas como hinchazón o flatulencia.
  • Poder antioxidante: las alcachofas están repletas de antioxidantes y fitonutrientes como la quercetina. Varias investigaciones sitúan las alcachofas como una de las más importantes verduras en términos de antioxidantes y las sitúan en el número 7 de los 20 mejores alimentos ricos en antioxidantes. Los polifenoles pueden tener propiedades quimiopreventivas, es decir, pueden desempeñar un papel importante en la prevención del cáncer. Algunos estudios han demostrado que las propiedades de la alcachofa pueden causar la muerte celular programada en las células cancerosas, lo que se conoce como apoptosis, y parar la formación de nuevas células cancerosas.
  • Contenido de vitamina C: este nutriente proporciona una acción antioxidante para proteger las células del daño de los radicales libres (responsables del envejecimiento) y ayuda en la reducción del riesgo de enfermedad coronaria. La vitamina C también suministra colágeno para ayudar a que las heridas sanen más rápido, mejora de manera significativa la salud digestiva y tiene efectos positivos en los niveles de colesterol en la sangre.
  • Vitamina K: la alcachofa puede mejorar el sistema inmunológico gracias al alto contenido de esta vitamina, que beneficia la densidad ósea y reduce las posibilidades de desarrollar osteoporosis.

Sacale partido a la alcachofa Contraindicaciones

Contraindicaciones de las alcachofas

La alcachofa es, en general, una verdura segura y nutritiva. Sin embargo, puede tener algún efecto no deseado. No está recomendada en los casos siguientes:

  • Alergia o sensibilidad a las plantas de la familia Asteracae, como la manzanilla o la margarita: en estos casos también pueden aparecer reacciones a la alcachofa.
  • Cálculos en la vesícula biliar: el consumo de alcachofas puede empeorar la condición de las personas con cálculos en la vesícula biliar porque pueden causar obstrucciones del conducto biliar debido al aumento en el flujo de bilis.
  • Durante la lactancia: la alcachofa no es muy recomendada para mujeres lactantes porque las sustancias que contiene pueden amargar la leche.

Cómo se puede tomar la alcachofa

La alcachofa se puede consumir cruda o cocinada. Es popular sobre todo por su agradable sabor amargo, que se atribuye al componente vegetal cinarina, que se encuentra en las partes verdes de la planta y en la hoja.

La forma típica de consumir es, una vez cocidas (horneadas, hervidas o asadas), retirar cada hoja raspando con los dientes el interior de la hoja y descartando el resto. Este proceso se hace con cada hoja, una a una, hasta llegar al corazón de la alcachofa, la parte comestible más sabrosa.

Recuerda completar tu alimentación con otras frutas y verduras y mantenerte activo. Todo ello te ayudará a sentirte mejor.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer 
nuestro test de estilo de vida saludable en nuestra app.

Fuentes:

  • Departamento de Agricultura estadounidense (USDA)
  • Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.