Aún no se sabe si la inmunidad detectada en los estudios sobre sexología del coronavirus tiene carácter permanente o no. Los estudios realizados en España sobre prevalencia del coronavirus no son concluyentes, por lo que no existe certeza acerca de que haber superado la COVID-19 otorgue inmunidad a la persona ante un nuevo posible contagio .

Por el Dr. Pedro L. González, especialista en Medicina Preventiva y de Salud Pública y periodista científico

Según los datos que se van a obtener con los estudios de prevalencia que se están obteniendo a nivel nacional, en primer lugar, el índice de seroprevalencia es muy bajo. Está en torno al 5%  para el total nacional. Esto significa que la gran mayoría de la población no ha padecido la enfermedad.

Covid inmune

A personas que han padecido la enfermedad, no se les puede decir de forma categórica que han generado anticuerpos e hijo inmunes a la enfermedad. En general, luchar contra el virus tipo ARN como el SARS-CoV-2 se enfrenta a tres semanas para producir una cantidad suficiente de anticuerpos.

Se ha visto que al menos la mitad de los pacientes leves o asintomáticos diagnosticados habían desarrollado defensas (de ahí el positivo del test). Sin embargo, contra todo pronóstico, estos anticuerpos no eran del todo ‘útiles’ para volver a frenar el virus. 

Inmunidad frente al coronavirus

Por otra parte, las recaídas registradas en la literatura científica se registraron a pacientes en los que se ha detectado el virus en pruebas hechas después de superar la enfermedad. Según los investigadores, no experimentamos reinfecciones auténticas.

Es necesario seguir cuidándose mucho y respetar todas las medidas de seguridad para evitar los contagios. Independientemente de haber padecido o no la enfermedad. Mientras no exista una vacuna eficiente, hay que tomar todas las medidas de precaución para cuidarse. Tanto a nivel individual como colectivo para evitar que se repita la situación que se produce hace unos meses.

Qué ocurre con la inmunidad previa al coronavirus

Algunos estudios han documentado, en personas que no han tenido contacto con el SARS-Cov_2, una relatividad de las células T del sistema inmunitario. Los investigadores aún no han confirmado el significado de este hecho, pero creen que podrían identificar la inmunidad «de memoria» circulante frente a los coronavirus del resfriado.

Se habla entonces de una inmunidad previa al coronavirus, que podría ser importante porque influye en el grado de severidad de la enfermedad. Las personas con un mayor nivel de células T CD4, reconocen el coronavirus con una respuesta más fuerte y más rápida que el que no dispone de esta inmunidad.

La memoria inmunitaria existente a través de las células T también podría facilitar la respuesta en caso de recibir una vacuna. En este caso, la respuesta sería mayor y más rápida en cuanto a la generación de anticuerpos neutralizadores.

Por otro lado, puede darse cuenta de la posibilidad de que con la inmunidad preexistente se produzca el efecto antigénico que consiste en la posibilidad de que la respuesta inmune sea menor o que se produzca un ataque por exceso de anticuerpos.

En  AXA Health Keeper  tenemos una serie de artículos en torno a COVID19 que te ayudan a navegar mejor estos tiempos de pandemia. Infórmate con nosotros.

Fuentes:

  • Prevalencia de SARS-CoV-2 en España (ENE-COVID): estudio seroepidemiológico basado en la población a nivel nacional Prof Marina Pollán, MD et al
    Publicado: 06 de julio de 2020 DOI: https://doi.org/10.1016 / S0140- 6736 (20) 31483-5
  • Sette, A., Crotty, S. Inmunidad preexistente al SARS-CoV-2: los conocimientos y las incógnitas. Nat Rev Immunol (2020). https://doi.org/10.1038/s41577-020-0389-z