Dos de las molestias gástricas más frecuentes son el ardor de estómago y el reflujo gastroesofágico. No son exactamente lo mismo pero ambos están relacionados.

En AXA Health Keeper queremos que aprendas a comer bien. Recuerda que tiene consulta médica telefónica las 24h del día sólo por registrarte. Pincha aquí.

La acidez de estómago o pirosis es una sensación de ardor o quemazón, que sube hasta la laringe. Se produce cuando el cardias, no permanece cerrado durante la digestión y deja pasar restos ácidos hacia el esófago.

Esto da lugar a una sensación dolorosa, como si te quemara la boca del estómago.

Cuando no solo los gases ácidos sino parte del contenido del estómago vuelve hasta el esófago hablaríamos de reflujo gastroesofágico.

Causas del ardor de estómago

El esfínter entre el estómago y el esófago se relaja, y el contenido o los ácidos del estómago vuelven al esófago. Esto se puede producir por exceso de alcohol, tabaco, diversos fármacos, edad avanzada, embarazo, sobre peso y malos hábitos alimentarios.

¿Qué síntomas se pueden esperar?

  • Sensación de quemazón a nivel del esternón.
  • Regurgitación de contenido alimenticio de sabor agrio a la boca.
  • Eructos.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Hipo.
  • Sensación de pesadez de estómago.
  • Molestias en la garganta e incluso afonía.
  • Úlceras esofágicas y hemorragias debido al ácido.
  • Tos nocturna.
  • Problemas respiratorios tipo neumonía por aspiración, bronquitis o asma.

remedios para el ardor de estómago

Remedios caseros

Evita:  El sobrepeso, las comidas muy copiosas y con abundantes bebidas carbonatadas, comer muy deprisa sin masticar adecuadamente, ingerir demasiados alimentos muy condimentados, especiados o muy picantes, fumar durante las comidas o inmediatamente después y tumbarte nada más comer. Casi nada, 😉

Para combatir el reflujo y la acidez prueba:

  • Una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico en un vaso de agua.
  • 1/2 taza de zumo de aloe vera antes de comer.
  • Infusión de raíz de jengibre, media hora antes de comer.
  • Infusión de salvia, romero, hibiscus o manzanilla tras las comidas.

Además ten en cuenta estos consejos:

  • Si vas a echar la siesta hazlo semi sentado y durante no más de 20 minutos.
  • No hagas deporte nada más terminar de comer.
  • Evita alimentos como el chocolate, que relaja el cardias, la leche que favorece la acidez, el queso los embutidos o la mantequilla, que contienen mucha grasas, los cítricos que favorecen los jugos gástricos, la cebolla y las especias que irritan la mucosa esofágica y bebidas como el café, té, alcohol o refrescos gaseosos, que relajan el esfínter y producen flatulencia.
  • Come con más frecuencia pero cantidades más pequeñas.
  • Introduce en tu dieta diaria lácteos, pollo, pescado blanco y huevos que contienen glutamina y protegen las mucosas.
  • Practica algún deporte regularmente para eliminar el estrés y favorecer el metabolismo y el vaciado gástrico.

Ardor, reflujo y deporte.

El deporte en general y algunos en particular como el running pueden favorecer la aparición de acidez o reflujo. En AXA Health Keeper te hablamos hace algún tiempo de los problemas digestivos de los deportistas. El impacto del cuerpo contra el suelo, la respiración y el movimiento, puede incrementar la secreción ácida y producir ardor e incluso náuseas o la típica diarrea del corredor.

Para que esto no ocurra recuerda:

  • Haz la digestión antes de salir a correr. O come algo ligero.
  • Durante una prueba larga, toma algún alimento como frutos secos o cereales.
  • No lleves prendas muy ajustadas en el abdomen.
  • Bebe líquido antes, durante y después del ejercicio, siempre a sorbos pequeños.

Ante cualquier duda, tu médico es quien mejor te puede aconsejar.

En AXA Health Keeper estamos para ayudarte. Busca a nuestros endocrinos y nutricionistas y resuelve todas tus dudas.