El balón “bosu” es un aparato en forma de media pelota a un lado y una plataforma plana al otro. Permite realizar múltiples ejercicios y es una buena manera de añadir intensidad y más diversión a tus entrenamientos. Hemos diseñado una tabla de ejercicios con balón bosu para potenciar tu capacidad de respuesta y equilibrio y aumentar tu fuerza y resistencia física.

En AXA Health Keeper tienes entrenadores personales que pueden ayudarte a escoger la técnica que más se adecúe a tus necesidades. Ven a nuestros gimnasios, solo tienes que registrarte.

Qué es bosu 

El término “bosu” es un acrónimo de Both Sides Utilized (se utilizan ambos lados). Se refiere a un aparato similar a una bola de estabilidad que se ha cortado por la mitad: un lado tiene forma de pelota y el otro es una plataforma plana. Como su propio nombre indica, podemos usarlo por ambos lados.

Cuando la parte de la pelota se coloca hacia arriba, la superficie es inestable, pero la plataforma de soporte es muy estable. En cambio, cuando le damos la vuelta, el dispositivo se vuelve aún más inestable porque la plataforma descansa sobre una superficie curva. El bosu añade así un elemento de inestabilidad a los entrenamientos para que trabajemos de forma más intensa. Se trata de una manera divertida y efectiva de entrenar.

Beneficios del bosu

 Con una pelota bosu se pueden realizar todo tipo de ejercicios: desde un entrenamiento básico hasta ejercicios de resistencia cardiovascular. Es un objeto que requiere tener un buen sentido de conciencia corporal (propiocepción o el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos) para mejorar el equilibrio.

Con el bosu:

  • Aprenderás a controlar los movimientos, la postura y el posicionamiento de tu cuerpo.
  • Mejorarás la flexibilidad.
  • Perfeccionarás el equilibrio porque, si se coloca la parte plana hacia arriba, se crea una plataforma inestable y tambaleante. En esta posición, el cuerpo necesita activar los músculos estabilizadores, mejorando así el equilibrio.
  • Prevendrás lesiones gracias al fortalecimiento de distintas zonas como el abdomen, las rodillas, los tobillos, los pies, los glúteos o la espalda.

Una pelota bosu también puede ser una herramienta útil para la rehabilitación de lesiones. De hecho, este aparato también se usa en programas específicos de fortalecimiento de espalda y para la mejora del dolor de espalda.

 

Tabla de ejercicios con bosu

La pelota bosu es una herramienta con varias utilidades. Mientras su lado plano permite entrenar el equilibrio, el curvo se usa para ejercicios aeróbicos. Además, una de sus particularidades a la hora de incorporarlo en los entrenamientos es que se requieren más músculos para estabilizar el cuerpo, por lo que puedes convertir entrenamientos más básicos en otros más avanzados.

Estos son algunos de los ejercicios que puedes realizar con una pelota bosu:

  • Flexiones: con la parte redondeada hacia abajo, pon los brazos flexionados sobre la plataforma. Estira las piernas y colócalas un poco separadas para mantener el equilibrio. Baja el cuerpo hacia el bosu hasta que lo toques con el pecho. Vuelve a la posición inicial. El desequilibrio te obligará a corregir la postura constantemente.
  • Sentadillas: es aconsejable empezar con la parte plana en el suelo y, a medida que avances, puedes darle la vuelta. Este tipo de ejercicio es importante por la mejora propioceptiva y para fortalecer zonas como las nalgas o los glúteos.
  • Abdominales: puedes realizarlas sentado sobre el semicírculo y con las piernas estiradas en el aire.
  • Equilibrios sobre una pierna: con un pie en el centro del semicírculo, levantas la pierna contraria. Este ejercicio permite mejorar la estabilidad en la zona del tronco y la pelvis.
  • Entrenamiento aeróbico: bajar y subir del bosu de forma intensa, con el componente inestable que aporta, nos obligará a hacer cardio.

Como ves, la pelota bosu se adapta a multitud de ejercicios. Sin embargo, antes de empezar a usarlo, es importante que un profesional te asesore sobre qué actividades puedes practicar con él y cómo realizarlas.

Y, si antes de incorporar el bosu a tu entrenamiento, quieres conocer tu salud cardiovascular, puedes acceder a nuestro test de riesgo 
cardiovascular aquí.

Fuentes:

  • Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness (FEDA)