Descubre la nueva tendencia de ‘alcohol cero’ y adopta un estilo de vida más saludable.
En AXA Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden confeccionarte una dieta personalizada según tus gustos y necesidades. Regístrate.

Qué es abstemio o teetotaler

Cada vez más personas descubren que beber alcohol no les compensa y se pasan al teetotalism o ‘alcohol cero’, una tendencia mayor en otros países. El abstemio por voluntad propia o teetotaler deja de lado el alcohol, de la misma manera que otras personas lo hicieron con el tabaco, las grasas saturadas o el azúcar, en busca de una vida más saludable.
Razones no les faltan. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) desaconseja cualquier consumo de alcohol en mujeres embarazadas o lactantes, menores de 18 años, personas con trabajos de concentración o conducción y personas con medicación que puedan verse afectadas. En cuanto al resto de la población, ‘cuanto menos, mejor’.

Beneficios inmediatos de dejar el alcohol

Las ventajas de no beber alcohol se sienten rápidamente, enseguida nos damos cuenta de por qué vale la pena: menos dolores de cabeza, se pierde peso, y se gana energía.

– Mejora el descanso: se consigue un sueño de mayor calidad, sin interrupciones y despertándote con más energía. Igualmente, los pacientes con apnea del sueño logran que sus ronquidos sean más suaves y ligeros.

Aparato digestivo equilibrado: las funciones digestivas del organismo se regulan, nutriendo la flora intestinal y recuperando un tránsito intestinal sano y frecuente.

Pérdida de peso: beber alcohol engorda (7 calorías por gramo) y, sin embargo, no aporta ningún nutriente valioso al cuerpo. Si nos quitamos esas calorías vacías, podremos bajar de peso y volumen corporal.

Piel más bonita: al no ingerir esta sustancia tóxica, la sangre está más limpia y el resto de tejidos más sanos, lo que se refleja en una piel más suave, tersa y saludable.

Análisis óptimos: los valores de las analíticas de sangre (transaminasas, glucosa, enzima hepáticas) se normalizan. No obstante, es necesaria una abstinencia de seis semanas para que el hígado se desinflame.

–  Mayor rendimiento deportivo: las personas que practican deporte mejoran su rendimiento y su capacidad de resistencia, además nos recuperamos más fácilmente tras el ejercicio. Y es que con el alcohol, los movimientos y la coordinación se ven alterados, y se pueden sufrir cuadros de deshidratación.

Embarazo seguro: no tomar nada de alcohol durante el embarazo disminuye los riesgos potenciales en defectos congénitos y posible trastornos del desarrollo del feto. Por eso, si se está pensando en quedarse embarazada, deja el alcohol ya.

Cambios físicos al dejar el alcohol

El consumo de alcohol es la tercera causa de muerte prematura y el responsable de más de 60 tipos de enfermedades, entre ellas varios tipos de cáncer (boca, faringe, esófago, hígado, páncreas, mama, estómago, colon y recto). De hecho, el riesgo de cáncer va en aumento a partir de los 12 gramos/día en la mujer y los 24 gramos/día en el hombre.
Asimismo, el consumo de alcohol incrementa inequívocamente el riesgo de enfermedad cardiovascular: hipertensiva, ictus hemorrágico y fibrilación auricular.
Por todo esto, los médicos insisten en que no hay un consumo beneficioso de bebidas con alcohol, ni tomar una copa al día de vino ni beber cerveza esporádicamente. “No hay razones para recomendar como beneficioso para la salud para el conjunto de la población el consumo de bebidas alcohólicas de cualquier graduación”.

Vivir sin alcohol

Como vemos, dejar el alcohol es altamente recomendable. Y también es posible. Los teetotalers confiesan que siguen disfrutando de veladas en compañía, celebrando fiestas con amigos y familiares con la misma intensidad social y más energía, si cabe.
Además, hoy día existe una multitud de bebidas free con sabores exóticos y deliciosos, aguas con sabores, cientos de tés, zumos de tomate, mocktails (cócteles sin) y una carta larguísima de ‘mundo cero’.
Y, si lo que queremos es escapar de los problemas un rato, quizás el deporte sea una evasión más sana, ya que relaja, nos libera de tensiones y nos ayuda a dormir mejor.