Batch cooking es el método culinario que planifica y cocina con antelación las comidas de varios días. En apenas unas horas, podrás preparar recetas fáciles, deliciosas y sanas para el resto de la semana. Te damos algunas ideas para preparar recetas de manera fácil y saludable.

En Axa Health Keeper tenemos endocrinos y nutricionistas que pueden ayudarte a seguir una alimentación personalizada, según tus necesidades. Regístrate.

Qué es Batch Cooking

El concepto ‘Batch Cooking’ ayuda a administrar mejor las comidas durante la semana. Se trata de preparar grandes cantidades de platos básicos que puedan refrigerarse o congelarse. La idea es que te dediques solo unas horas a cocinar para tener recetas planeadas, sanas y a mano el resto de la semana.

Este método es muy versátil, eficaz y puede adaptarse a familias numerosas o pequeñas, incluso a una sola persona. Pero, sobre todo, es ideal para:

  • Personas a las que no les gusta cocinar, no tienen tiempo para hacerlo o tienen que llevarse la comida al trabajo.
  • Personas que siguen dietas, ya que les permite organizar sus menús sin descuidar la salud.

Se trata de optimizar el tiempo, dejar lista la comida para no tener que cocinar cada día e idear menús más equilibrados. Así, ahorramos dinero y tiempo, comemos saludable y más variado.

Ideas para el Batch Cooking

Lo primero que tenemos que hacer para llevar a cabo un Batch Cooking eficiente es escribir la lista de la compra, en función del número de menús que vayamos a preparar.

Una semana laboral tiene 10 comidas, aunque puede haber varias combinaciones e ingredientes (como hortalizas cocidas) que pueden servirnos en más de un plato.

Piensa en cuántos de esos platos pueden congelarse: si cocinas platos de cuchara, prepara el triple y congela, siempre en las raciones en las que se vaya a consumir (para uno dos), y sin tener que descongelar lo que no nos vayamos a comer.

Programa las recetas que aguanten peor el paso del tiempo para el principio de semana. El pescado o pechugas crudos, por ejemplo, deberían consumirse el lunes o martes. Etiquétalo todo usando un rotulador y cinta adhesiva de papel.

Recetas Batch Cooking

Es preferible elegir aquellos platos, ligeros y sabrosos, que nos permitan hacer grandes cantidades y congelar después. Potajes, ensaladas, sopas o cremas son algunas de las más indicadas para este tipo de preparación. Aquí tienes algunas ideas:

  1. Sopa de guisantes
  • Mezcla los ingredientes (1/2 kg de guisantes, 12 tazas de agua, 1 ajo, 4 zanahorias, 1 cebolla, 3 tallos de apio, 2 chirivías, 1 nabo, laurel y pimienta) en una olla.
  • Deja que hierva todo hasta que los guisantes estén tiernos.
  • Con una batidora, mezcla los alimentos hasta conseguir una textura cremosa.
  1. Garbanzos con espinacas
  • Cuece 1 huevo grande en agua hirviendo 8 minutos. Enfría en agua, pela y reserva.
  • Corta 150 gr de espinacas frescas en juliana y reserva.
  • Pica 1 lata de anchoas de 50 gr con tijeras. Calienta un poco de aceite en una cazuela baja, añádelas y rehógalas 5 minutos hasta que se deshagan.
  • Suma 1 lata de atún de unos 100 gr, bien escurrido y rehógalo 2 minutos. Incorpora 350 gr de garbanzos ya cocidos. Retira del fuego y añade las espinacas.
  • Mezcla todo y añade aceite, si está seco. Sírvelo con el huevo picado por encima.
  1. Cuscús de mango
  • Prepara el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén a fuego alto.
  • Agrega 1 diente de ajo picado, un mango pelado y cortado a dados.
  • Saltea hasta que el mango empiece a dorarse un poco.
  • Añade el cuscús, media taza de pasas, 1 tomate maduro, el zumo de 1 limón, ramitas de cilantro picadas y un poco de perejil.
  1. Crema de calabaza
  • Pela y corta la calabaza a dados, y también 1 cebolla, 1 puerro y 1 patata.
  • En una olla, deja que hierva todo con un poco de agua, sin que llegue a cubrirlo todo. Añade sal y tápalo durante 20 minutos.
  • Cuando esté frío, tritúralo con una batidora, eliminando los grumos.
  1. Ensalada de patata
  • Hierve 4 patatas medianas con piel y 6 huevos. Deja que se enfríe.
  • Corta 1 cebolla (si es grande) muy fina, y pela las patatas y los huevos a láminas.
  • En una bandeja, haz capas, regadas en aceite, de patata, huevo, tomate y cebolla.
  • Este plato puede servirse frío.

6. Vichyssoise (crema de puerros)

  • Limpia 3 puerros y 1 cebolla, y córtalo (solo la parte blanca) en juliana.
  • Pela, limpia y trocea 2 patatas. Ponlas a hervir.
  • En otra cazuela, añade 50 gr de mantequilla y cuece los puerros y la cebolla a fuego lento y bajo, con una tapa, durante 15 minutos.
  • Añade las patatas hervidas, bátelo y deja enfriar 4 horas.
  • Añade sal y pimienta blanca en el momento de consumir.
  1. Ensalada de lentejas
  • Escurre y pasa un bote de lentejas ya cocidas (1/2 kilo) por agua.
  • Corta 1/2 pimiento rojo, 1 cebolla, 1 zanahoria, 2 tomates y 4 anchoas bien pequeño.
  • Mézclalo todo con las lentejas junto con atún y aceitunas al gusto.
  • Puedes hacer una vinagreta con una parte de vinagre y tres de aceite, sal y 1 cucharada de salsa de soja.
  1. Pescado a la plancha con verduras
  • En una olla, cuece 2 cebollas con un poco de aceite, hasta que tenga un color dorado.
  • Añade la cebolla en una bandeja de horno y encima, rodajas de patata, con un poco de sal y 200 ml de agua. Tapa con papel de aluminio y mete al horno a 190ºC 25 minutos.
  • Retira el papel de aluminio y añade unas rodajas de calabacín sobre la patata, un chorrito de aceite y vuelve a meter en el horno otros 10 minutos.
  • Retira de nuevo la bandeja y agrega 4 filetes de pescado, 100 gr de tomate rallado, ajo y perejil picado. Introduce en el horno a 190ºC durante 7 minutos.
  1. Tortilla de queso
  • En una sartén, añade un poco de aceite de oliva y 2 huevos batidos con un poco de sal.
  • Cuando estén medio cuajados, en un extremo añade una tira de queso rallado y dóblalo como si hicieras una tortilla a la francesa.
  • Una vez cocida, la puedes comer encima de una rebanada de pan.
  1. Fajitas de verdura
  • Puedes usar tortitas de maíz o trigo integrales.
  • En una sartén con aceite, añade 2 cebollas cortadas en juliana. Luego incorpora 1 pimiento verde, 1 rojo cortados, 1 berenjena y 1 calabacín, todo cortado en tiras.
  • En otra sartén, fríe una pechuga de pollo partida en bastoncitos y salpimentada.
  • Remueve bien la verdura y añade el pollo con un poco de salsa de soja y vinagre.
  • Remueve hasta que las verduras estén blandas.
  • En el momento de comer, calienta las fajitas un poco en el microondas y rellénalas.

Como ves, la filosofía del Batch Cooking es optimizar tiempo y recursos, y hacer más saludables nuestros menús.  Aprovecha el fin de semana para preparar toda la comida del resto de días.

¿Quieres saber si tienes un estilo de vida saludable? Puedes hacer el test en nuestra app.