El snowboard es un deporte de nieve extremo, similar al esquí alpino, que consiste en deslizarse por pendientes utilizando una tabla de snow. Te invitamos a iniciarte en este deporte y te explicamos cómo hacerlo sin errores, para evitar posibles accidentes, siguiendo algunos sencillos consejos.

En AXA Health Keeper nos gusta animarte a que realices deporte porque queremos cuidar de tu salud. Regístrate.

Deportes de nieve

Con la llegada de la nieve son muchas las personas que se lanzan a practicar algún tipo de ejercicio. Entre los deportes de nieve más comunes están:

  • Esquí de fondo: consiste en recorrer grandes distancias sobre un terreno desnivelado y con pendientes. Este tipo de deporte supone un gran esfuerzo, por lo que requiere una buena capacidad de resistencia.
  • Esquí alpino: se trata de un descenso con esquís a través de un circuito marcado. La clave está en hacerlo en el menor tiempo posible. Por ello, requiere una buena condición física y mucha técnica.
  • Snowboard: esta modalidad de deporte de nieve consiste en bajar por una superficie nevada con una tabla de snowboard. Precisa mayor preparación física y técnica.

Qué es snowboard

El snowboard es un deporte de invierno inspirado en el skate, el surf y el esquí. Consiste en deslizarse cuesta abajo sobre la nieve con una tabla de snowboard atada a los pies mediante unas botas y unas fijaciones.

En 1998 se convirtió en deporte olímpico de invierno y de él surgió la modalidad del sandboarding, en la que se sustituye la nieve por las dunas de arena.

 

Trucos Snowboard para principiantes

Snowboard para principiantes 

Aprender a hacer snowboard requiere dedicación, pero una vez adquirida la técnica y practicar mucho, conseguirás disfrutar de este deporte.

Antes de pisar la nieve debes saber varias cosas:

  • Toma clases: si bien algunas personas logran aprender solas, es preferible recurrir a un instructor. Él te proporcionará los consejos para aprender a aguantarte de pie, deslizarte por la nieve, frenar y conocer los conceptos básicos para girar.
  • Aprende a ponerte las botas: es una de las partes más importantes para dominar el snowboard. Asegúrate de que el talón está en la parte posterior de la bota para garantizar un ajuste perfecto.
  • Elige la tabla: lo ideal es que la parte delantera de la tabla (denominada “nose”), cuando la ubiquemos en posición vertical, nos llegue a la altura de la zona entre los labios y la barbilla. La anchura debe permitirte poner tus pies sobre ella sin que se salgan por los lados.
  • Averigua cuál es tu postura en la tabla: la postura se refiere a la dirección en la que nos situamos cuando nos deslizamos por la nieve. Existen posturas: la regular (pie derecho delante) y goofy (pie izquierdo delante). La extremidad con la que nos damos impulso irá detrás, mientras que la de apoyo va delante.
  • Separa las fijaciones: son esenciales porque unen los pies con la tabla. Sin forzar demasiado nuestras rodillas, debemos encontrar estabilidad sobre la tabla.
  • Equípate con la ropa adecuada (y protector solar): usa capas de ropa térmica, una chaqueta y pantalones de snowboard, a prueba del viento y resistentes al agua para evitar mojarte y enfriarte.
  • Usa casco y muñequeras: las caídas son frecuentes cuando aprendes a hacer snowboard, por tanto, el casco es indispensable. Las lesiones de muñeca son una de las más comunes en este deporte.
  • Ponte guantes y gafas protectoras: los guantes evitarán que se te congelen las manos y las gafas te protegerán del sol y de que la nieve te deslumbre. 

Una vez equipado, ya puedes pisar la nieve. Ten en cuenta que, como principiante, es probable que pases mucho más tiempo sentado que sobre la tabla. Aprender snowboard pasa por acostumbrarnos primero a la posición. La fijación de los pies a la tabla puede parecer incómoda al principio.

Además, puedes practicar con estos dos movimientos:

  • Deslízate con un pie atado sobre poca pendiente: empújate con el pie que no tienes atado a la tabla, con la espalda recta y mirando hacia delante.
  • Aprende a hacer snowboard en el borde del talón: clava tu talón en la nieve con el cuerpo mirando hacia abajo. Empieza a aliviar tu peso del borde del talón y empieza a presionar con los dedos de los pies. Con este movimiento la tabla empieza a moverse sobre la nieve. Para detenerte, presiona el peso hacia los talones de nuevo.

Puede que te motive tener en mente esta frase tan común: “Esquiar es fácil de aprender, pero más difícil de dominar. El snowboard es más difícil de aprender, pero más fácil de dominar”. Ante todo, piensa que el snowboard está hecho para divertirse, así que ¡practica y diviértete!

¿Te gustaría saber si tu estilo de vida es adecuado antes de iniciarte en este deporte? Conócelo en la calculadora de la edad de tu salud de la App.

Fuentes:

  • Real Federación Española Deportes de Invierno (RFEDI)
  • Asociación Americana de Instructores de Snowboard (AASI)