Prepara un menú delicioso y saludable para estas Navidades.

Siempre que pensamos en las cenas y comidas de Navidad, nos imaginamos platos muy calóricos que llenan nuestras mesas y de los que después acabamos siempre arrepintiéndonos; pero la alimentación saludable en esas fechas es posible.

Si te preocupa mantener tu peso, y que tu menú sea equilibrado, no te agobies. Es posible realizar un menú exquisito, que guste a todos y que no suponga una bomba calórica.

Vamos a darte ideas para que tu Navidad sea sana e igualmente rica y variada. ¿Te apetece?

Recuerda cómo equilibrar tus menús:

  • Planifica con tiempo para no tener que improvisar.
  • Utiliza frutas y verduras.
  • Realiza salsas más ligeras utilizando yogur o leche desnatada.
  • Huye de los embutidos y patés.
  • Introduce carnes con menos grasa y pescado.
  • Busca preparaciones al horno y al vapor.
  • Esmérate en la decoración. Cuando se ve más bonito sabe mejor.

Algunas ideas:

  • Los aperitivos pueden ser sanos y a la vez ricos y originales. Son buenas ideas para aperitivos:

Tostas con pan integral, de tomate con queso fresco o ligero, o de salmón ahumado, o jamón serrano.

Brochetas de pavo y fruta, o de tomatitos con mozzarella.

Palitos de zanahorias, apio o calabacín con salsa de yogur o queso de untar light.

  • Como entrantes puedes hacer:

Un consomé de verduras, o una sopa de marisco. Sírvela en copa de cóctel o en una taza especial.

Aguacates o tomates rellenos de huevo picado.

Rollitos de pavo cocido con huevo hilado.

También es buena idea una ensalada de lechuga morada, tomatitos, zanahoria rallada, mini mazorcas de maíz y frutos secos como pasas o nueces, aliñada con aceite de oliva virgen y vinagre de Módena.

  • Como plato principal se puede poner carne o pescado, cuidando sobre todo el tipo de preparación.

Una carne asada, como el típico pavo, es una carne muy sana porque contiene pocas grasas y poca sal, y que se puede asar entero o en muslos.

Acompaña la carne con una salsa de pimientos, o un puré de manzana y una guarnición de verduras al vapor (zanahorias enanas, guisantes o judías verdes salteadas).

También es buena opción un pescado al horno, como por ejemplo una Dorada con patatas asadas o Bacalao a la Vizcaína, que lleva una salsa de pimientos.

  • Para aligerar el postre puedes hacer platos de frutas con una presentación divertida.

Por ejemplo una macedonia de frutas con zumo de naranja en una copa de cóctel.

Manzanas asadas al horno, o peras al vino. Las puedes adornar con hojas de menta.

También puedes hacer un sorbete de naranja o de limón servido en copa de champán.

Y si no quieres prescindir del dulce haz una tarta casera de pasta quebrada y manzana, o un bizcocho de limón con helado de vainilla. Las calorías serán menos que las de cualquier postre comprado y sin duda muchas menos que las que aportan los dulces típicos de navidad.

  • Termina la comida con una infusión, como una manzanilla o un té verde. Evita el café nada más comer o tendrás más ganas de tomar dulce.

Si sigues estos sencillos consejos podrás construir menús sanos y ricos para todos los días de fiesta, que harán las delicias de tus comensales y os harán sentiros satisfechos y ligeros.

¿A que no es tan difícil como pensabas?

Recuerda que en la plataforma Health Keeper By AXA, tendrás acceso exclusivo a una biblioteca de consejos saludables. Además, sólo por registrarte tendrás acceso gratuito a orientación médica telefónica las 24 horas del día.

Si todavía no te has registrado, solicita ahora tu invitación aquí.