Son una herramienta indispensable para garantizar la salud de los pequeños. Protegen de enfermedades, controlan la propagación de afecciones y forman parte de un estilo de vida saludable. Recordamos los beneficios de la vacunación infantil.

En AXA Health Keeper tienes profesionales en pediatría para que les preguntes todas tus dudas. Regístrate.

Por qué es importante vacunar a los niños

Posiblemente no hay una intervención sanitaria preventiva más efectiva que la vacunación. Y es que las vacunas ayudan a prevenir y controlar numerosas enfermedades infecciosas y contagiosas.

Repasamos los beneficios de las vacunas en la población infantil:

1. Le protegen a él y a su entorno: los dos motivos principales para vacunar a los más pequeños son que les protegen a ellos mismos y a quienes les rodean, creando lo que se conoce como “inmunidad de grupo o de rebaño”.

2. Ayuda a eliminar dolencias: la vacunación ha permitido la erradicación de la viruela, la interrupción de la transmisión de la poliomielitis, así como el control de enfermedades como el sarampión, el tétanos, la difteria o la rubeola.

3. Control de enfermedades raras: sin vacunación, enfermedades que se han vuelto raras, como la tos ferina, la poliomielitis o el sarampión, podrían reaparecer.

4. Sus efectos no son peligrosos: las vacunas son seguras y han sido sometidas a pruebas rigurosas. Producen una respuesta inmunitaria similar a la generada por las infecciones naturales, pero sin causar enfermedad ni complicaciones.

5. Salvan vidas: son una de las intervenciones en salud pública que más vidas ha salvado en la historia. La OMS calcula que la inmunización salva 2,5 millones de vidas al año y protege a muchos más millones de personas de enfermedades y discapacidades.

6. Preservan la seguridad mundial: cuando se inmuniza a todos los niños y niñas y se erradica una enfermedad, se ayuda a preservar la seguridad mundial, promover la salud y servir a las poblaciones vulnerables.

7. Promueven la buena salud: ayudan a mantener la salud de los pequeños previniendo posibles enfermedades mortales, favoreciendo un crecimiento sano.

8. Son parte de un estilo de vida saludable: son una estrategia saludable que se aplica en la población sana como medida de prevención y mejora de la calidad de vida, igual que la alimentación equilibrada o la práctica de ejercicio físico regular.

9. Proporcionan beneficios sociales y económicos: los esfuerzos mundiales realizados en materia de vacunación desde el 2001 habrían impedido 20 millones de muertes, calculándose un ahorro de 350.000 millones de dólares en costes por atención sanitaria.

Vacunas de niños en España

En España no existe obligación para cumplir el calendario de vacunas infantil, a diferencia de otros países europeos como Francia o Italia.

Pero, aunque existe un movimiento antivacunación, la cobertura en el país sigue siendo muy alta. Por ejemplo, según datos oficiales, en los dos primeros años de vida se mantiene por encima del 95% y en vacunas como la del virus del papiloma a los 12 años se sitúa en el 78%.

Calendario de vacunación para niños

El calendario común de vacunación infantil es el documento que incluye las vacunas que se recomienda administrar en función de la edad a toda la población infantil en España.

Vacunas obligatorias para niños: calendario

Vacunas obligatorias para los niños

Las únicas vacunas obligatorias en España son la de la fiebre amarilla, si se viaja a países determinados, y la de la enfermedad meningocócica si se va a Arabia Saudí.

El calendario de vacunas español incluye aquellas que se consideran indispensables, aunque puede variar entre comunidades autónomas. En este documento el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud marca unos mínimos para todo el territorio nacional.

Vacunas gratis para niños

De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, las vacunas oficiales ofertadas gratuitamente por todas las comunidades autónomas son:

hepatitis B

– difteria

– tétanos

–  tosferina

– polio

– Haemophilus influenzae tipo b

– meningococo C

– neumococo

– sarampión

–  rubeola

– paperas (parotiditis epidémica)

– varicela

– virus del papiloma humano (solo para niñas)

Las vacunas no financiadas son aquellas frente al rotavirus y la del meningococo B en lactantes y la tetravalente antimeningocócica en adolescentes.

Como ves, las vacunas representan un hito esencial en la prevención de las enfermedades. Todos debemos hacer lo que esté en nuestras manos y no depender de quienes nos rodean para detener la propagación de afecciones. Por ello, vacunémonos.

Vacunarse es un acto de solidaridad, te protege a ti 
y nos protege a todos.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud

Asociación Española de Pediatría

Asociación Española de Vacunología

Consejo Inter territorial del Sistema Nacional de Salud